El blog sobre Japón de un tío que SI está en Japón!!

jueves,26 agosto 2010           

Fuji: cima, bajada y cierre

DSC_0076.jpg

Allí estaba el grupo dividido, unos por un lado, otros por otro y yo en medio de un acantilado sin saber si aplaudirle o hacerle la ola al cielo. La parte izquierda la tenía vetada a la vista porque al sol no parecía hacerle mucha gracia que estuviésemos tan cerca, los pies no encontraban terreno por el que seguir por la derecha y enfrente, así que sólo quedaba darse la vuelta y deshacer eso de saltar y trepar para volver a buscar a los demás.

DSC_0127.jpg

En el Fuji hay cobertura, el teléfono funciona durante prácticamente todo el camino, menos en la cima donde quizás nos juntamos demasiada gente para el invento que sea que tengan allí montado, pero hubo la suficiente como para coger una llamada de Antonio que me decía donde estaban ellos, y para allí que me fui. Por el camino me di cuenta que había excursiones organizadas cuyos guías estaban llamando a la gente por un megáfono, y éstos se iban apelotonando aquí y allá: los del autobus de Nagoya por favor, los de Nagoya… pensé en el agobio que tenía que ser no poder degustar a gusto semejante paisaje.

Me costaba reencontrarme con ellos entre tanta gente, así que decidí quedarme quieto al lado del cráter, porque el Fuji tiene un agujero ahí arriba como debe ser. Kanae, una amiga que no ha estado nunca, se moría de risa cuando le decía que tenía que haber un agujero, pues aquí está la foto que lo demuestra… todo el mundo sabe que los volcanes, como los donuts, tienen que tener un agujero!! Kanae ahí lo llevas, chata!

DSC00263.jpg

Les vi a contraluz, tal cual se ve en esta foto que saqué nada más reconocerles… una imagen que incluso ahora me alivia ver porque empezaba a pensar que me iba a tocar volver sólo un buen cacho del camino hasta que funcionase la cobertura del móvil otra vez.

Nos sentamos al lado de una caseta hecha de piedras que no consiguió resguardarnos del frío, y nos pusimos a comer algo. Yo saqué unos onigiris caseros que me había currado la tarde anterior, pero no llegaron en condiciones… tenían unas babas a lo natto muy sospechosas, aquello estaba medio podrido fijo!!! aún así nos comimos algunos y eso que el arroz se te quedaba ahí pegao entre los dedos, jajaja, buagh!.

El frío pelaba y mondaba. La cosa se puso seria cuando echando una meada a una pared, el tinglao se me había convertido en un dedo meñique, así que nos fuimos en busca de refugio. Allí arribotas tienen un chiringuito donde te venden recuerdos y sopicas calientes a precio de oro. Nos hicimos fuertes en una esquinilla y nos quedamos medio sobaos al lado de Hiro Nakamura.

La leyenda es cierta: en el Fuji hay una oficina de correos donde puedes comprar una postal y enviarla, pero claro hay que hacer cola y nosotros estábamos muertos. Aunque no todos, que Cristina y Antonio si que se pusieron a esperar, la verdad es que ahora me arrepiento de no haber enviado alguna que otra, aunque sea a mí mismo a casa para tener de recuerdo.

Cuando ya entramos un poco en calor, que donde da el solete no hace rasca, sacamos la botella de whisky y los redbules que habíamos comprado la noche anterior y allí nos hicimos un botellón que debía ser como Dios manda, porque estábamos más cerca de él que nunca y no protestó. Hasta se apuntaron los que teníamos al lado.

Después foto de rigor a lo certificado oficial…

Y como Rocco Sigfredi dijo que todo lo que sube tiene que bajar, y al tito Rofre yo no le llevo la contraria, pues para abajo…

¡Dos horas mis huevos morenos! ¡¡tardamos el doble por lo menos!!. Aunque el camino empezó bien porque las vistas en versión de día eran preciosas, la verdad es que acabamos exhaustos de tanto bajar y bajar con tantísima gente de por medio por cuestas que resbalaban y no acababan nunca. Además entre que te pega el sol todo el rato y que se va levantando polvo… madre mía, que cosa más cansina fue, ¡¡si hasta tenía mocos negros!!

Nos pareció curioso que había mucha gente subiendo de día, lo que hacía que tuviésemos que esperar un poco más para bajar. Si subirlo de noche fue duro, de día con el sol tiene que ser tremendo. Aunque claro, si venimos tan bien equipados como aquí Matías, lo mismo no es tanto:

Hasta los huevos de bajar y aquello no acababa nunca. Desde que veías una estación hasta que llegabas pasaba una hora. Alguna gente se metía chutes de oxígeno de esos que te venden en las tiendas de abajo, pero aunque si que es verdad que costaba respirar un poquillo, yo no creo que sea necesario:

DSC_0224.jpg

Paradica de vez en cuando a echar un trago, aligerar ropa, embadurnarse de crema, hacer amigos… la mayoría de las fotos de gente son de Antonio que a mi me sigue dando palo enchufarles la cámara en toa la jeta:

Y bajar y más bajar… aquello era la bajada eterna, The Eternal Bajator… madre del amor hermoso… Mother Of The Beautiful Love, no me volveré a reír de Frodo nunca más en mi vida, I won’t laugh.. etc, etc..

Finalmente llegamos al de tres días y medio, nos pusimos en la cola del autobus y morimos la mitad, la otra mitad nos la guardamos para morirla dentro del autobus. Llegamos al coche, por fin, y ya nos dirigimos al onsen que teníamos planeado. He de reconocer que valió la pena todo lo que tardamos en llegar con atascos y mil vueltas, porque el rato que nos tiramos dentro cociéndonos nos quitó las agujetas antes de tenerlas, después de tanta paliza nos vino genial estar ahí metidos.

DSC00303.jpg

A partir de ahí fue la odisea padre: teníamos que estar en Tokyo a una hora para devolver el coche que ya no llegábamos ni de coña, así que llamamos para ver si se podía entregar más tarde y lo cambiamos a las 8 pagando sólo el tiempo de más. De repente en la autopista ponía que había habido un accidente y que en menos de 4 horas no se llegaba a Tokyo, así que volvimos a llamar y lo más tarde que se podía entregar el coche era a las 10 porque si no teníamos que pagar un día entero más. También nos dijeron que podía ser en cualquier establecimiento de Toyota de Tokyo, que no tenía porque ser el mismo donde lo pilló Jairo. Eso fue la ostia, venga a buscar por el GPS y por el mapa, que si carreteras secundarias, que si el más cercano está en no se donde… na, imposible, había atascos por todos los lados aunque no nos rendimos hasta el último momento!!! Jack Bauer nunca lo habría hecho!!!

DSC00308.jpg

Pero seguíamos contrarreloj ya no por devolver el coche, sino porque la peña cogiese el último tren para poder llegar a sus casas, que no todos vivimos cerca de Shibuya… al final la prueba se superó, pagando un día más de alquiler del coche y haciéndole a Alberto andar un rato largo más hasta su casa. Yo os juro que llegué a casa y mientras me estaba duchando apoyé un poco la cabeza contra la pared y me quedé dormido.

Mereció la pena, sin duda… pero:

– No se tarda lo que pone en las guías, se tarda el doble por la gente que hay. Es realmente desesperante: al cansancio y al frío físicos hay que añadirle el factor psicológico de estar tres o cuatro horas seguidas avanzando a paso de tortuga. Y tuvimos suerte de que el tiempo fue excelente, no me imagino aquello lloviendo.

– La bajada es criminal, no se acaba nunca, y hay que tener en cuenta que se hace después de no haber dormido en toda la noche, es más: de no haber dormido y haber estado haciendo ejercicio físico intenso. El cuerpo está destrozado, literalmente. Insisto en que el factor psicológico de tener que pararte y no poder avanzar a un ritmo más o menos constante, hace mella.

DSC00276.jpg

Y ahora los ikuconsejos:

– Hace frío pero no es exagerado. Yo aconsejo llevar: un par de camisetas de manga corta que cambiarse a mitad de camino, una de manga larga, un jersey, una chamarra, guantes y gorro de lana. No acabaréis con todo puesto hasta estar casi en la cima, pero no os sobrará tampoco. Más ropa tampoco hace falta, ah y yo subi con las Nike de correr y divinamente.

– El palo es requisito, comprad un palo en la quinta estación porque sin él costaría el triple subir. Hay cachos en que la pendiente es flipante.

– No os salgáis del camino, y menos si subis de noche, parece que puedes ir pero la lías parda soltando piedras encima de la gente

– No hace falta llevarse un montón de comida ni un montón de agua, yo pondría tres o cuatro onigiris y una botella de dos litros. Si luego tenéis sed, siempre se pueden echar mano de las máquinas expendedoras, aunque te metan una hostia chata

– La linterna os vendrá bien, pero si se os olvida tampoco pasa nada, ya digo que se sube en manada

– El móvil funciona, llevadlo

– Si la cosa se pone turbia, en las estaciones de arriba te dan ramen y sopa caliente, así que llevad dinero. Estáis cubiertos en todo momento siempre y cuando haya chines.

– Protector solar y de labios para la bajada con el solaco, gafas de sol para ver el amanecer en condiciones.

– No hace falta una preparación física del copón, aunque parezca mentira que lo ponga después de todo lo que me estoy quejando. Cualquiera lo puede hacer a su ritmo, nosotros íbamos tarde y subimos a toda hostia, y a la bajada no nos paramos casi nada. Si vas con calma, cualquiera puede.

DSC_0168.jpg

Y esto es todo, creo…

Sin ninguna duda, y a pesar de los pesares, ha sido de las mejores experiencias de toda mi vida… la subida por la noche, estar por encima de las nubes, la mentira del sol saliendo… me encantaría volver a ver ese amanecer, pero no a costa de volver a pagar el mismo precio. Atesoraré las fotos como se merecen, porque una y no más, Santo Tomás.

DSC00309.jpg

Ah, y sobretodo y siempre: eternamente agradecido a la compañía, todo un gustazo haber compartido semejante experiencia con Jairo, Alberto, Alain, Mayo, Cristina y Antonio…

いろいろありがとう!
:ungusto:

«« El idioma de los sueños El Hachiko ese »»


35 Ikucomentarios
¡¡¡Gustico blogueril!!!

  1. jordiolaria dice:

    dios santo bendito, creo que incluso Chuck Norris se hubiera dormido en la ducha como tu cuentas. Veo que esta es una de las aventuras “para recordar” por el esfuerzo y por la experiencia vivida.
    Suerte que al final, has puesto que cualquiera, a su ritmo, puede subir. Esto me llena de esperanzas para una futura subida a la cima…

  2. Nuria dice:

    Digamos que en mi lista de cosas pendientes, la subida al Fuji no está, pero que no le digo un NO rotundo, nunca se sabe, además que después de ver algunas de vuestras fotos, me entra el gusanillo y todo.
    Muy buenos ikuconsejos !!
    Besos !!!

  3. Alberto dice:

    La bajada se hizo tan dura como cuentas, casi peor que la subida. Hay que estar mentalizado para eso, lo difícil no es subir sino bajar, se hace eterno y el cuerpo no da para más. Daban ganas de tirarse rodando por la pendiente haciendo la croqueta.

    Siento aquel momento de dispersión que tuvimos en la cima porque lo guapo hubiera sido ver el amanecer juntos pero el último tramo lo subimos con mucha prisa. Yo sólo pensaba en llegar al borde de la montaña para ver salir el sol a tiempo y cuando quise darme cuenta sólo seguía a Alain y a Jairo. Menos mal que luego nos reunimos para desayunar y coger fuerzas.

    El momento de echarnos a dormir en la caseta y hacernos fuertes en el rincón fue mítico. Creo que no he estado tan cansado en mi vida. Después de aquello ya dormíamos en cualquier lado y de cualquier manera: en el parking de la 5ª estación, dentro del bus, en el salón del onsen.

    Muy bueno el relato.

  4. Zuriñe dice:

    Bueno la subida fue impresionante, pero lo que cuentas de la bajada toda una aventura, y no solo la bajada, devolver el coche… llegar a casa…. buah!! buah!!! :malico: Emocionada me habeis dejado

    Soys unos campeones, enhorabuena!!!! :gustico: :gustico:
    y gracias por compartirlo :ikugracias:

  5. Totoro dice:

    Sr. D. Tio Tosca, por experiencia propia… el bajar SIEMPRE es mas jodido. Primero porque vas mas escaso de fuerzas y segundo porque pierdes el culamen por llegar al refugio….palabrita der niño ezú. Los cuadriceps sufren de lo lindo!!!
    No mola subir un monte con tanta gente… te corta tu propio ritmo y se hace interminable… habia tanta gente como en la subida al Paga!!!
    Muy chula la excursion (y desde luego la experiencia y el esfuerzo vale SIEMPRE-olguays la pena)
    Preguntas:Que es eso de las estaciones? No acabo de entender muy bien que es… y no queda un poco desdibujado el tema montaña y naturaleza con tanta casetuca por doquier? (una oficina de correos en la cimaaaaa???????????????????).

    • Tío Tosca dice:

      Hmmm, no estoy de acuerdo aquí… para mi la bajada siempre es más guay, será porque casi siempre me da por echar a correr cuestabajo o pegar saltos, aquí fue mucho peor porque íbamos sin dormir y porque además el terreno era de todo menos normal…
      Por cierto, lo que sufre cuando se baja ¿no son los gemelos y las rodillas?, los cuadriceps son cuando subes, ¿no?

      Te cuento lo de las estaciones: no son más que una especie de refugios que hay por todo el camino, creo que son diez en total, pero a una distancia bastante considerable, creo recordar que desde uno no se ve el siguiente. El Fuji está pelao!, no hay ná!!!

      En la cima está el refugio ese con la tienda y correos todo junto, después hay una estación metereológica un poco más arriba y luego ná de ná…. lo que si que desdibuja el tema montaña es que haya cinco millones de personas, eso si que no es normal!!

      • Totoro dice:

        Jijij.. si cuando digo lo de los cuadriceps, es porque los cargas tanto al subir (en mi caso of course) que cuando bajo ya ni los tengo.. no existen.. y me cuesta un triunfo dominar mis blandiblup-piernas.
        Si la verdad es que la excursion tiene una pinta estupenda (las vistas, el esfuerzo, la compañia, tutto) pero taaantaaa genteeeee…uf, uf…
        Gracias por las aclaraciones, que una es muuu de pueblo.
        En el Atlas, Alpes y Piris, solo hay refugios y ya. Ahi te las apañes!
        Abrazacos fiesteros!!!

  6. Totoro dice:

    PD: Ah! ……y Zorionak a todos por haberlo conseguido!!! Y a ti por compartirlo (que zoy muuu zoqueta y se me ha orvidao decirlo)

  7. Sokaku dice:

    “La cosa se puso seria cuando echando una meada a una pared, el tinglao se me había convertido en un dedo meñique” :D :D :D :D :D :D :D :D :D
    Tela marinera!! o marine fabric!! jajajaja.
    Yo que algún cas 2000 me he echo en la pedriza corroboro eso de que las bajadas se hacen largas y duras. Recuerdo la bajada del yelmo como una secuencia de culetazos porque las piernas no me sejuetaban el body jejeje.
    Como te dige las fotocas impresionantes y por cierto , haceis casi u 4000 (que ya es cosa) y os marcais un botellón jajajajajajaja , que crack´s si os viera Jesus Calleja os daba chopitos hasta el himalaya jajajaja.
    Pues to eso y poco más. Gran aventura de grandes aventureros, enhorabuena a todos porque la montaña es preciosa de narices,me refiero en general , y el fuji en concreto espectacular.
    Un abrazaco hombre de las cumbres!! jejeje

  8. Daniel dice:

    Me han gustado mucho tus posts sobre Fuji. Estan muy detallados y las fotos molan. Aunque pense que al igual que llevaste el aquarius de bilbao llevarias un onigiri bilbaino (bocata de txistorra o asi jeje)

  9. T.M. dice:

    Tengo la sensación como que todo lo hicisteis con prisas: prisas por subir, prisas por bajar, prisas por devolver el coche…
    Creo que lo peor es que había muuucha gente y no poder ir a tu ritmo, quizás porque era fin de semana?
    De todas maneras tiene que ser una experiencia fantástica, más por las vistas que por el
    paisaje que parece una mina.
    :ikugracias: por compartirlo.
    Un ikubeso.

    PD. Sigo pensando que en esto no me importaría ser necia.

  10. Danikaze dice:

    Si que tiene que molar subir al Fuji, aunque eso sí, con algo más de calma y disfrutando del camino :)
    Y menudas fotacas se tienen que sacar ahí viendo las que tienes (que el tema foto es el que a mi me interesa xDDD) ^^

  11. Pau dice:

    Que gran experiencia Iku! Yo vengo a Japón en una semana a estudiar todo el año en Kioto y me encantaría organizar una excursión al Fuji-san. A ver si mis compis de clase se apuntan jejej. Hace un tiempo que sigo tu blog y realmente me gusta mucho la forma que tienes de contar las cosas, me río con todas tus aventuras y esto es de agradecer. Espero que sigas igual y quizás nos podamos conocer cuando venga p¡ara Tokio que será más de una y más de dos. Así pues, que vaya bién!

  12. Enekomh dice:

    Oye, pues a mí me parece una experiencia muy repetible…

  13. Dat dice:

    Gran aventura! con un desgaste descomunal y como dices, más que físico, psíquico, pero con una recompesa única, JAMÁS olvidaréis ese día, y esas vistas tocando el cielo!!
    La verdad, que da mucha envidia sana.. ;) pero comparto con T.M., que tampoco me importaría ser una necia en esto.. :)

    Bueno, primo, un :ungusto: leerte como siempre, nos vemos a la vuelta!!!
    Besitosssssss
    Agurrrrrrrrr

    :vainas: Me voy.. me voy… me voy… :vainas:

  14. marketa dice:

    :ikugracias: por compartir la experiencia!

  15. marketa dice:

    y unas fotos de quitarse el sombrero!! :ungusto:

  16. Erreká dice:

    “Los volcanes, como los donuts, tienen que tener un agujero”
    :D
    “Como dijo Rocco Siffredi todo lo que sube tiene que bajar, y yo al tito Rofre no le llevo la contraria”
    :D :D :D :D

    Y cómo se os ocurre hacer botellón en la cima? sois más bastos que un bocata escombros! :gambiters:

    Y el traje que llevaba a la subida (quién si no) Matías (cuántos japoneses habrán adoptado ya ese nombre…) es buenísimo.

    Paridas aparte, lo de subir al Fuji es una matada como toda montaña mínimamente alta que se precie, y si encima le añades el factor de tener que ir en fila india y a paso de tortuga ya lo multiplica…

    De todas formas me apunto el asunto por si alguna vez me da uno de mis venazos y resulta que el Fuji me pilla mínimamente cerca.

    Un brazo, Fujiman!

    :bythesegao:

    PD: No podía faltar la foto con la IkuFuji, muy grande! :parriba

  17. Battosai dice:

    Que fotacas mas buenas!!! y encima con famosos el Hiro, el Winie de Poo!!!!!

    Y en una cosa estoy de acuerdo, si el terreno es un poco chungo jode mas bajar que subir!!!

    Adiossss

  18. Kudo44 dice:

    Me ha encantado el relato. Me encantaría poderlo subir algún día.

  19. Unai dice:

    Pues si que se tiene que hacer pesado a ese ritmo pero por lo que decias en el post de la subida hay mas de un camino preparado no? lo mismo se puede usar uno que no te de el sol en la cara al bajar xD

    Sabes si hay algun camino en condiciones como para poder hacerselo en bici? por que andar a paso tortuga comprendo que sea agotador pero tiene que ser mortal hacerlo en bici xD 4 horas haciendo equilibrios, avanzando mas a saltos que a pedaladas jaja

  20. cosarara dice:

    Solo con las fotos que has puesto creo que ya te mereció la pena el viaje :gustico:

  21. billy dice:

    :vainas: sin duda fue un gran viaje verdad? realmente toda una gran aventura, en estas aventuras pasa de todo un poco, despues es divetido recordar todas esa anecdotas :comillo:

  22. Detoronto dice:

    Me ha encantado el relato y las fotos son buenisimas- Un gran experieincia y una gran historia para los ikunietos! :ikugracias:

  23. Toxo dice:

    Buf, me canso solo de leerlo, lástima que yo probablemente no pudiera hacerlo…. y me marree a 300 m de la cima en el teide…. :(

    Pd: lindo post!!!!

  24. Aya dice:

    y por curiosidad, ¿en qué onsen estuvistéis?

    Para tomar nota cuando pueda ir, a ver si es cierto que así no se notan tanto las agujetas :D

    :gustico: :ikugracias:

  25. Xavi_kun dice:

    el que debió ser un crack es al que le tocó conducir a la vuelta, ya que normalmente va todo el mundo sobao menos el que conduce xDD

    Muy buen relato y mejor experiencia!!

  26. neki dice:

    Parece que hay más gente que en la guerra. Seguro q molaria mucho más si solo estuvieras tu con tus colegas.
    Las cuestas que se ven parecen empinadas, algo más que el Kolitza :ahivalaotia:

  27. Lau dice:

    Buf me MUERO de ENVIDIA!!
    Pero no se si sería capaz físicamente de aguantar tantas horas pfff
    aunque ese amanecer lo vale, sin duda

  28. Coco* dice:

    Vaya pasada de fotos y de experiencia… :!:

    Me ha encantado! Y apuntaré bien los ikuconsejos para cuando vaya en un futuro y me plantee subir! Genial!

    Muchas gracias por compartirlo, vaya peaso imágenes! 8)

  29. danitoru dice:

    ¡Hola Oskar!

    Aquí estamos en modo “stalker” leyendo tu entrada de hace ni más ni menos que hace 4 años. Sólo decirte que hace un par de noches subí el monte Fuji y tus entradas sobre el tema me han servido y mucho. Muchas gracias :)

    En mi caso subí haciendo la que se supone es más sencilla, la Yoshida Trail pero si te digo la verdad, agradezco el haber utilizado botas de montaña ya que bastantes tramos del trayecto eran resbaladizos por la arena, rocas y demás. ¡Ah!, y lo de llevar o comprar un bastón también lo veo super importante, en especial para la bajada. Ese punto de apoyo extra desde luego puede evitar caídas.

    También me han gustado mucho las fotos. :feliciano:

    ¡Un abrazo!

  • […] por cierto menuda gaita fue subir el Fuji, o bajarlo… el otro día se vino Jairo de Korea y estuvimos recordándolo, […]

  • […] Examen de Kendo de Guille El fin de semana en el Koyasan El fin de semana en el Koyasan La subida al Fuji! Yo de mendizale en la subida al Fuji!!!! Un paisano en la subida al Fuji La subida […]







  • :cuner: :ikukeke: :ikurruku: :ikukuko: :ikurruke: :ikukin:
    :parriba :ungusto: :D ;) :yahaaa: :bailongo: :felicianer: :desquiciao: :gusteresque: :descojoner: :vainas: :amosahi: :P :( :oops: :pirata: :kiss: :feliciano: :pabajo :menfadao: :asi-no: :fliper: :flipader: :cry: :malico: :ikullorer: :pirao: :espabilacopon: :otiaya: :palizero: :ostiejas: :nunchakero: :vergonzer: :siono: :romeo: :secretico: :posna: :gambiters: :coleguicas: :comillo: :sobader: :olakease: :cocinicas: :arrozico:
    :pelao: :flipanderer: :rascatecler: :gambi: :ahivalaotia: :peneke: :gustico: :pliebre: :copon: :gatostiable: :ikugracias: :bythesegao: :regulero: :ojetepalinvierno: :porsaquil: :censurer: :goku: :viejuno: :cebolleter: :triki: :ikufantasma: :estudier: :chiqui: