El blog sobre Japón de un tío que SI está en Japón!!

sábado,17 abril 2010           

El punto de inflexión

De las cosas que más presentes tengo últimamente es que el tiempo pasa burlón al doble de velocidad de lo que pensamos. Supongo que el hecho de que el visado me caduque el año que viene y éste sea un punto que no tengo resuelto todavía, tendrá mucho que ver. Y el caso es que darme cuenta de ésto hace que intente exprimir los días al máximo, pero claro, sin faltar a mis responsabilidades. Vamos, que trabajo desde casa, y me sigue sin gustar, pero aprovecho la situación para combinar mejor los horarios de Karate y Capoeira y ésta semana, por primera vez, he podido ir a tres clases de cada uno. Una distinta cada día y las dos el viernes.

Ayer por la mañana cogí la bici y enfilé la cuesta que me separa del Dojo de Capoeira. Hacía mucho frío y confieso que me costó mucho salir de casa, pero ésta semana me la había planteado así y no quedaban más huevos, ya descansaré en el cementerio. Llegué con la nariz congelada, y cuando me estaba quitando los zapatos, Takeshi me recibió con gesto extraño pero amable:

– Ala, pues si que es raro que vengas por la mañana!! ¿hoy descansas del trabajo?
– No, es que como trabajo desde casa, me venía mejor venir a esta hora, ya me quedaré después hasta las tantas de la noche

Takeshi es otro de mis profesores de Capoeira, un chico de mi misma estatura que vivió en Nueva York unos años por lo que habla inglés, seguro que más y mejor de lo que pretende hacernos creer. Suele llevar una gorra que le da cierto estilo sesentero, y, que me perdonen los demás, en la roda se mueve como nadie.

La clase del martes fue un desastre, no fuí capaz de hacer nada a derechas. Pero en la de ayer alcancé lo que según mis teorías he bautizado como el punto de inflexión. Es el punto a partir del cual todo empieza a salir, así sin ninguna explicación, sin más, de repente sabes hacerlo y ni siquiera piensas en que una semana antes era imposible. Pues ayer sucedió, no fué brillante, no fué espectacular, simplemente supe realizar los movimientos que me habían explicado mil veces y que mi cuerpo se negaba a aceptar. Alcancé el punto de inflexión.

Una vez leí en algún sitio que todo está en nuestro cerebro, que cuando se empieza una actividad nueva, inmediatamente las neuronas empiezan a establecer conexiones aquí y allá, que no es más que el proceso de aprendizaje. A unas personas les cuesta más, a otros menos, pero el proceso está ahí y lleva su tiempo. Y si uno insiste, si no nos rendimos, llegará un momento en que, sin pensar, sabremos hacer lo que llevamos meses intentando.

Por supuesto, está el factor físico, y más en el caso de Capoeira o de Karate: el cuerpo necesita su entrenamiento, los músculos necesitan acostumbrarse a los nuevos movimientos, coger fuerza, elasticidad, fondo. Pero es que ésto mismo pasó en la ceremonia del té donde el físico importa más bien poco: un día todo sale del revés y de repente, al día siguiente, era capaz de seguir los pasos sin ningún problema, de recordarlos, o dicho de otra manera: las conexiones entre mis neuronas por fin llegaron a un estado que me permitían realizar la ceremonia con un nivel aceptable.

Pues ayer, después de medio año, por fin fuí capaz de no ser estático, de no ser Karateka, aprendí a olvidarme de lo mío, y supe hacer lo que Takeshi me enseñó como debería hacerse. No fué que de repente lo hiciese genial, no lo hice perfecto y seguro que muy lejos de estar bien, pero yo supe que había alcanzado el primer punto de inflexión de todos los que vendrán a partir de ahora. Se sabe que se ha llegado ahí porque algo cambia, el cuerpo ya sabe por donde tiene que tirar y se deja de pensar para simplemente hacer, y se siente un llenazo por dentro, se empieza a disfrutar de lo que se hace. Dos días antes fue imposible. Dos días después las neuronas se sincronizaron con los músculos y todo funcionó de sopetón, como si entre sueño y sueño siguiesen ahí a lo suyo hasta que se acabó de entender el asunto por si sólo.

Y esta, señores, ha sido mi teoría sobre el punto de inflexión, que no viene a decir más que “el que la sigue, la consigue” a lo Toscano. Cada vez me creo más que que se consiga o no es cuestión de dejarle tiempo al coco para que haga sus trapicheos aquí y allá. O no rendirse a la mínima, vaya.

DSC09491.JPG

«« El año 2009 según San Tosca Yabusame en Asakusa »»


25 Ikucomentarios
Así da gusto escribir posts!

  1. Nacho dice:

    Yo he tenido alguna vez esa sensación que describes, y llegas a casa con una cara de felicidad que pa qué…
    Y también pienso como tú, que ya descansaré en el cementerio…. y que el tiempo pasa volao…

    :viejuno: :viejuno: :viejuno:

  2. Toxo dice:

    Vaya, me alegro un montón. Esos puntos de inflexion hacen que sigamos tirando palante a por el siguiente.
    El subidón que te dan en increible.

    Pd: lindo post :comillo:

  3. T.M. dice:

    Enhorabuena por tu logro :parriba :parriba .
    Hace un tiempo encontré ese punto punto de inflexión, pero se ve que no lo supe retener porque lo perdí, ahora sigo buscando, entrenando… Aún sabiendo lo que debo y como debo hacerlo, esta vez esta costando y mucho, pero no tengo más tamagos que seguir. Leer esta entrada de hoy es un punto de apoyo importante para mi y me sirve para no desistir.

    :ikugracias: Un :gustico: leerte.

    • Tío Tosca dice:

      Gracias!
      Esa es otra también… que lo mismo que las conexiones se crean para la nueva actividad, si no se sigue con ello, se “sobreescriben”, o esa es mi teoría, vaya…

      Pero si, desdeluego que creo firmemente que el que la sigue la consigue, y que a veces parece mentira lo que se puede conseguir si se insiste… yo ayer hice una voltereta para atrás y toda la pesca, impensable hace meses.

      Besicos!

  4. Sokaku dice:

    Ostras tio que bien, explicado. Conozco la sensación y has dado en el clavo y me alegro. Yo me tengo que poner las pilar porque para el cuarto aún tengo cosas a las que no he llegado al punto de inflexión toscana jejejeje.
    Pues eso!!! que nos pare ni los corzosss!!! jajajajaja.(Para más explicaciones respecto al corzo visitar mi perfil de facebook)jajajaj publicidad indiscreta!!! :D :D :D

    • Tío Tosca dice:

      Como mola eso del cuarto dan macho, suena que te cagas!!! y yo todavía preparándome para el segundo!! retiro lo que dije de la peleaaaaaa, lo retiro!!!!!!!

      Eso de los corzos tiene webos, jajajaja

      Abrazacos!!! y gracias por lo del aifoneeeerrr

  5. riyiqh dice:

    Esto mismo me paso a mi esta semana, llegue a mi punto de inflexion en mis clases de japones. :vainas:
    Espero q no decaiga!!!!

  6. memoriadepez dice:

    Me alegro de que te sientas así, suele dar gustazo ver que vas avanzando en lo que quieras que intentes. Ese punto suele ser normalmente el definitivo para engancharte del todo (al menos en la capoeira)…

    Un abrazo

    • Tío Tosca dice:

      Y tanto, ahora es cuando empiezo a disfrutar en la roda, que por lo menos soy capaz de hacer ginga con algo de ritmo!!!

      Abrazacos!!

  7. Sol dice:

    Lunes por la mañana, es difícil alcanzar un punto de inflexión, tu cerebro se resiste a la rutina semanal y añora no tener horarios ni obligaciones :oops: . Enhorabuena Oskar.

    • Tío Tosca dice:

      Weno, también es verdad que los puntos de inflexión en lo que viene siendo madrugar e ir al currele están un poco forzaos…. :? :? :?

  8. Sirius dice:

    Felicidades. Ha costado, pero a partir de ahora ya es todo tuyo :)

    ¡Pero no te olvides del Karate! xD

    • Tío Tosca dice:

      Noooo, el Karate sigue siendo lo primero!!!! pero en Capoeira me lo paso mejor y me río más!!

      hay que ver!

  9. Winnie dice:

    Enhorabuena por haber llegado a ese punto de inflexión. Opino que cuando estas haciendo una cosa y por mucho qeu entrenes no te sale, si no llegas a ese punto (que yo tambien lo he vivido) muchas veces te dan ganas de echarte para atras y abandonar lo que estas haciendo, asi qeu cuando llegas a ese punto, es un subidon, es lo necesario para engancharte a esa actividad y lo que te da animo para querer seguir progresando.

    Me alegro que con el tiempo no te sientas mas :viejuno: y se te oxiden las articulaciones… yo estoy en fase de oxidacion ya y no tengo tiempo para nada, ni para ir a esquiar… el año que vuelva a ir, igual se me ha olvidaooo snif, snif.

    besines

    • Tío Tosca dice:

      Pero también creo que es cuestión de insistir e insistir e insistir, hombre, habrá cosas que nunca saldrán, pero el que quiere algo, algo le cuesta. Si yo me hubiese dejado llevar por lo torpe que era al principio hacía tiempo que habría abandonado!!

      Chataaaaaaaaaaaaaa :viejuno: :|

      Besos!

  10. Dat dice:

    Sí señor, has dado en el clavo, cuando llega ese instante, parece que un mundo nuevo se abre ante ti.. es un subidon tremendo, pero a veces como comenta T.M. igual que viene se va… no siempe está ahí, así que aprovéchalo lo más que puedas.. :?:

    :ungusto: besitos

    • Tío Tosca dice:

      Yo creo que una vez que se alcanza un punto, ese ya no se va si uno sigue con la actividad… a veces saldrá peor, a veces mejor, pero todo es a partir de ese punto ya, es como un hito y el cuerpo no se olvida de él.

      A no ser, claro, que nos tiremos medio año sin entrenar, que entonces ná de ná!

      Besos!

  11. Nago dice:

    Buenas,

    Me suena tanto lo que me cuentas. Siento no haberte leido, ni escrito, de verdad que lo siento. Me parece que estás aprendiendo lo que realmente las artes marciales intentan enseñarnos.
    Mi maestra de Tai-chi, siempre nos dice que cuendo entras a clase todo lo que está fuera de clase, fuera de deja. Que tenemos que concentrarnos en lo que estamos haciendo en ese momento y en respirar y dejar nuestros problemas fuera de la clase.
    La verdad es que funciona, por menos para mi. Así que lo que tu explicas del punto de inflexión, es lo que me recuerda a mi.
    Me alegro que lo hayas conseguido y te hayas sentido relajado practicando Karate. No te sientes mecánico, como un robot ni metódico, relaja de verdad.

    Sin mas, espero que no pierdas la concentración.

    Un beso chatoo!!!!!!

    • Tío Tosca dice:

      Nagooooooo!!! es bueno saber de tí, espero que estés bien!!!

      Pues si, yo me refería más a Capoeira en este caso, pero también pasa en Karate y es verdad, son como logros que se van consiguiendo. De hecho yo creo que cualquier arte marcial se basa en repetir y repetir y repetir movimientos hasta que el cuerpo los asimila y entonces no hace falta pensar, sino que salen solos….

      Besos!!

  12. neki dice:

    Mucha razón tienes. Ademas pasa con todo, no solo con activiades como el karate o capoeira. Lo que mola es que cuando llegas a un punto de inflexion, aunque sea pequeño, te sientes satisfecho contigo mismo.

  • […] de no tener ni idea, de ser más torpe que Mr. Bean con zapatos de tacón, alcancé mi primer punto de inflexión a base de tesón y a partir de ahí llegaron todos los demás. Hay cosas que nunca llegué a poder […]







  • :cuner: :ikukeke: :ikurruku: :ikukuko: :ikurruke: :ikukin:
    :parriba :ungusto: :D ;) :yahaaa: :bailongo: :felicianer: :desquiciao: :gusteresque: :descojoner: :vainas: :amosahi: :P :( :oops: :pirata: :kiss: :feliciano: :pabajo :menfadao: :asi-no: :fliper: :flipader: :cry: :malico: :ikullorer: :pirao: :espabilacopon: :otiaya: :palizero: :ostiejas: :nunchakero: :vergonzer: :siono: :romeo: :secretico: :posna: :gambiters: :coleguicas: :comillo: :sobader: :olakease: :cocinicas: :arrozico:
    :pelao: :flipanderer: :rascatecler: :gambi: :ahivalaotia: :peneke: :gustico: :pliebre: :copon: :gatostiable: :ikugracias: :bythesegao: :regulero: :ojetepalinvierno: :porsaquil: :censurer: :goku: :viejuno: :cebolleter: :triki: :ikufantasma: :estudier: :chiqui: