El blog sobre Japón de un tío que SI está en Japón!!

jueves,29 abril 2010           

Días extraños

Días en los que no hace ni frío ni calor, ni deja de hacer ambos, horas raras que parecen pasar sin ganas junto a otras que son segundos. Desde que trabajo desde casa, todos los días vienen con la misma cara, pero yo acepto el desafío de cambiársela haciendo trucos de magia a la rutina. Cambio horarios de Karate, de Capoeira, voy por las mañanas, trabajo por las noches y al revés o cocino cosas nuevas… todo con tal de que un día no sea igual que el anterior o me volveré loco aquí solo.

Japón está por la parte de fuera de las ventanas, anécdota irrelevante cuando uno está en su casa dándole a las teclas. Ya no hacen falta combinis, ni trenes con legañas, ni pañuelos de propaganda, ni ruidos de Pachinkos, nisiquiera cervezas de antes de volver porque ya no se sale, siempre se está aquí.

Raro es ya dar los buenos días a alguien en estos días raros donde no hay nadie.

Claro que tiene sus ventajas, sería tonto si no las viera y bobo si no las aprovechase. Hace mucho que no peleo contra el sueño delante del ordenador aparentando saber lo que estoy haciendo, si esto pasa, duermo, aquí mismo a un par de metros de la mesa, y me despierto fresco para seguir. Cada hora me levanto de la silla y preparo otra tetera, y hago algo de Karate delante de los espejos, o un poco de pesas, o trato de que me salga alguna voltereta nueva de Capoeira, es mi versión personal de “ir al café”. Si en esto de programar se me complica algún problema más de la cuenta, me pongo el pantalón corto y un niki y me voy a correr por mi barrio, o hasta Honmonji y normalmente al volver veo la solución justo delante de mí.

DSC_0329-1.jpg

Ahorro dinero, mucho, en transporte y en comida, y además estoy comiendo mucho más sano: no hay visitas al combini a por comida prefabricada, hay visitas a mi nevera repleta de fruta o al cocedero de arroz siempre medio lleno, ahora mis tentempiés son cuencos de arroz y manzanas en vez de sandwiches o patatas fritas. Y no me dejo cerca de cuatrocientos yenes cada vez y mi cartera y mi cuerpo lo notan, y bastante.

DSC09488-1.jpg

Pero también hay desventajas; la primera y más importante de todas es no ver a nadie en casi todo el día, hay veces que se siente triste que después del desayuno uno se plante ya en la mesa hasta bien entrada la tarde sin articular palabra. El sólo hecho de ir por las mañanas a la oficina ya tenía implícito el contacto humano… ya no hay miradas que se cruzan ni voces de fondo.

También he perdido el contacto con la actualidad: apenas veo la televisión, pero a nada que me acercaba al centro podía ver qué se estaba cociendo gracias, sobretodo, a los carteles de publicidad y a las televisiones del tren. Mis destinos entre semana no van más allá del supermercado y los dojos, y ambos están a menos de 15 minutos de mi casa así que ya no voy con la cámara de fotos en el bolsillo del pantalón porque no hay novedades que retratar y contar.

DSC09519-1.jpg

Así que son días extraños. Días centrados en tres actividades sin apenas interferencias: trabajo, Karate y Capoeira.

Bien mirado, si hace unos años me hubiesen dicho que iba a vivir en un piso en Japón, que iba a trabajar programando desde casa, y que iba a poder ir todos los días, a veces incluso dos veces al día, a clases de Karate en uno de los lugares del mundo donde más saben del tema… no me lo habría creído. Y lo de Capoeira ni te cuento.

No dejan de ser horas como ajenas a mí que seguro que dejarán de serlo pronto y yo las echaré de menos porque, de mientras, me he puesto en la mejor forma de toda mi vida mientras que el trabajo sigue adelante quizás más rápido que cuando iba a la oficina.

No me quejo, no me quejo en absoluto, es cuestión de acostumbrarse. Pero sí que tengo un favor que pediros: si conocéis a alguna así como para mi que venga de vez en cuando a leerme un cuento…

«« Ya somos #TLQM La hucha del gatostiable »»


21 Ikucomentarios
Así da gusto escribir posts!

  1. jordi dice:

    ikusuki, bienvenido a la realidad de trabajar y vivir desde casa. Ahora que es GW, y quieres salir a fotografiar lugares todavía desconocidos, ¡ya sabes donde encontrarme! :ahivalaotia:

  2. zordor dice:

    Te comprendo perfectamente, comprendo esos pros y esos contras porque los he vivido durante mucho tiempo también :) Yo siempre intento ser positivo así que intento que pesen más las cosas buenas :) Yo creo que te lo estas montando bien, solo creo que deberías verlo desde el otro lado del espejo, si vieras a alguien haciendo lo que haces tu dirías, joder que cabrón que bien vive! jeje

    Mi solución para estas cosas era también vivir centrico, cerca de lugares con mucha vida y de vez en cuando cuando necesitaba trabajar no solo lo que hacía era irme a alguna cafetería cercana o a un parque a trabajar y así… como que todo cambia bastante ;)

  3. T.M. dice:

    Te entiendo perfectamente, yo lo hice dos veces, una dos años y otra año y medio. Al principio me sentía como un naufrago en una isla desierta, la ausencia de humanidad día tras día es lo que más me costaba. Pero también tiene su lado bueno, poder hacer cosas que de no ser porque tu te impones tu propio horario ( en eso he tenido bastante disciplina) no las hubiera hecho, cosas que a mi me cambiaron la vida y de que manera.

    Besosss ;) .

    PD. Conozco dos o tres así como pa ti que no están nada mal, pero el metro como que no llega hasta los tokios :P :D

  4. quicoto dice:

    Siempre he pensado y dicho que “oh sí molaría trabajar desde casa” pero la verdad es que no. Prefiero tener mis 8 horas y al salir despreocuparme. Poder salir de la oficina y centrarme en mis aficiones desconectando por completo.

    Si tu método te funciona, a por él :)

  5. Sokaku dice:

    Uffff que dilema!!
    Porque la verdad es que eso de poder hacer lo que quieras cuando quieras con la única obligación de sacar el curro establecido eso sería genial pero si que con lo perro que soy me costaría horrores ponerme una autodisciplina y lo de no ver a los compis del curro con lo que me rio con ellos sería una gran perdida en mi rutuna diária. Es un arma de doble filo que bueno tienes que apechugar con ella, eso segureta.
    Bueno si te sirve de algo te mando un audio con ruido de oficina para que te lo pongas durante el curro,jejejejejeje.
    Por cierto deja de hacer ejercicio que en el vídeo patadil de ayer te he visto tocho de narices, te estas combirtiendo en un super guerrero chato y eso no me beneficia nada en nuestro futuro enfrentamiento marcialero,jajajajajajaja. Menos mal que tengo mi super poder lorcero que es capaz de absorber cualquier golpe a lo BUBU. jajajajajaj

    Bueno mozo que …. aquí estamos para ser tus compis de ofi y si alguna moza se ofrece para contarte un cuento pues mejor que mejor!! .
    Un abrazacooorrrrrr!!!

  6. Erreká dice:

    Yo trabajo de 12 de la noche a 8 de la mañana con el telefonino atendiendo a gente con problemas (a veces guiris, la mayoria borrachos, cuyo inglés está lejos de poder calificarse como “comprensible”), duermo pocas horas (a veces logran ser 4) antes de ir a la universidad a tratar de terminar de una santa vez de graduarme como traducto/intérprete, pero no parece que les dé la gana dejarme matricularme en lo que quiero, ni en hacerles ver que quiero aprobar. :porsaquil:

    MATARÍA por poder trabajar y tener la uni a menos de 25 kilómetros cada uno, y más aún para tener tiempo libre para dedicarme a artes marciales o capoeira o cualquiera de las cosas (divertidas y/o fascinantes) que he visto por aquí que has hecho tú. :ahivalaotia:

    No hablemos de lo que haría por tener nivel de japonés en Nôken ikkyu (empecé a aprenderlo en Enero, y tengo nivel de sankyu, y algo raspadete por algunos kanjis), pero eso es cuestion de tiempo, afortunadamente 8)

    Y para colmo estás en forma, recuerdo la última vez que me sentí así de sano y así de pleno. Espero no volver a tardar en recuperarme, eso es mens sana in corpore sano y lo demás gilipolleces.

    Así que igual serán días extraños, pero no por eso hay que dejar de disfrutarlos! ;)

    Un abrazo desde los mandriles, me largo a dormir que encima este finde me voy al ViñaRock :gambi:

    Agur-yogur! :bythesegao:

  7. cristomc dice:

    Si te soy sincero, creo que el lado bueno de trabajar asi es que no tienes la presion que tendrías en una oficina, y si acabas tu trabajo a tiempo, siempre podrás coger un tren y perderte un par de horas por tokio no? yo por lo menos trataria de no enclaustrarme por el trabajo y salir solo cuando sea estrictamente necesario…
    Además si ya tienes amigos en tokio queda con ellos cuando puedas y disfruta :gambiters: jjejeje
    Saludos!!

  8. memoriadepez dice:

    Personalmente, lo que más me desespera de esta vida es la rutina, tengo la sensación de que el tiempo vuela sin haber hecho nada… Mi truco, pelear contra ella. Está bien tener unas actividades “de siempre”, pero en cuanto puedo ahí que voy a probar cosas, visitar o revisitar sitios…

    Un abrazo!!!

  9. El Capitán dice:

    La capacidad de adaptación, una de las grandes cualidades del ser humano… ¡pero nadie ha dicho que sea fácil! :)

    Yo a veces trabajo desde casa, y he podido ver los pros y los contras. Creo que, si eres lo suficientemente aplicado, y creo que lo eres, podrás conseguir sacarle el mejor partido.

    Prometo leerte un cuento el día que vuelva por ahí, aunque no sea una moza de buen ver… pero es lo que hay :copon:

    :bythesegao:

  10. Txema dice:

    Una de las pegas de trabajar en casa es la perdida del factor “socializador” que cumple el trabajo. Esa perdida creo que en tu caso se puede acentuar por el hecho de que te mueves en un lugar, Tokio, donde hay tanta gente a tu alrededor que la posibilidad de sentirte solo se dispara, no se si me explico. Dicho lo cual, creo que el analisis que haces de tu estado actual es el correcto, ahora solo te falta darle una vuelta de tuerca al concepto de trabajar desde casa y sacarle todo el jugo a la situacion, con sus pros y sus contras. Y si ves que no te mola, a cambiar el rollo y punto. Joer que rollos te cuento…

    Ala pues! :bythesegao: .

  11. Sol dice:

    Yo le veo muchas ventajas, que tú ya has enumerado, pero es cierto que necesitamos el contacto con otras personas, el ser humano “es asín”, gregario y social por naturaleza. :gambiters: Recuerdo que un año pasé la temporada de exámenes de la facultad, sin nadie en casa, unos veinte días sin hablar :? y cuando llegaron mis padres fue un alivio.

  12. Shigeru dice:

    De vez en cuando para romper la rutina podrías coger el portatil e ir a una cafetería ó incluso a una biblioteca a darle a las teclas. Y más ahora que va llegando el buen tiempo está bien salir de vez en cuando a que te de el aire. Y como no, salir de vez en cuando en plan :gambi:, que eso siempre está bien :gambiters:
    Ánimo señor, que es usted un crack ;)

  13. riyiqh dice:

    Y luego dicen q con los Tokyotas no se tiene casi contacto, o q son muy frios…….

  14. Winnie dice:

    Yo creo que no sería capaz de trabajar desde casa, primero porque no sería capaz de hacer una rutina y ponerme seria a trabajar en ello… pero lo mas importante, por el contacto con la gente. Aunque ahora digo que no seria capaz, pero igual el día de mañana me toca a mi, y soy capaz de eso y mucho mas…

    Al final nos acostumbramos a todos los cambios o somos capaces de vivir con todos los cambios.
    En cuanto a lo de las mozas para que te lean un cuento… ummmm te pillan un poco lejos, jejeje.
    besines

  15. Dat dice:

    A pesar de la soledad “obligada”, tienes muy clara la situación, y fácilmente le pones arreglo, cambiando el tercio… Y creo, que eso es lo más importante. También es darte un poco más de tiempo, y lo verás de otra manera… o no… vete tú a saber.. ;)

    Dicho de otra manera, lo que te digo siempre, Carpe Diem!!
    :ungusto: txabalote!!
    Besitos

  16. Será cosa de acostumbrarse, pero seguro que ya lem has visto más el lado bueno que el malo. Nunca he tenido la opción de currar desde casa, pero habría que ser disciplinado y no distraerse que sino, mal asunto. Y con los deportes, todo un lujo que le puedas dedicar tanto tiempo :)

  17. Alainkun dice:

    Claro, por eso me encargo yo de sacarte de fiesta!

  18. Javichu dice:

    Hay que saber adaptarse a los cambios, y tú lo estás haciendo. A eso se le llama evolucionar… y es la clave para sobrevivir. Lo de alguna para ti… si encuentro no sé si cabrá en el sobre, pero si eso te la envío…
    Un abrazo

  19. Zuriñe dice:

    Yo no tengo nada interesante que hacer en mi vida. Si quieres que vaya a contarte cuentos sin problema, preparo una maleta y me presento alli. Total ya he hecho cambios tan radicales en mi vida antes, no seria una novedad, jeje Asi que si te animas…. un saludote







:cuner: :ikukeke: :ikurruku: :ikukuko: :ikurruke: :ikukin:
:parriba :ungusto: :D ;) :yahaaa: :bailongo: :felicianer: :desquiciao: :gusteresque: :descojoner: :vainas: :amosahi: :P :( :oops: :pirata: :kiss: :feliciano: :pabajo :menfadao: :asi-no: :fliper: :flipader: :cry: :malico: :ikullorer: :pirao: :espabilacopon: :otiaya: :palizero: :ostiejas: :nunchakero: :vergonzer: :siono: :romeo: :secretico: :posna: :gambiters: :coleguicas: :comillo: :sobader: :olakease: :cocinicas: :arrozico:
:pelao: :flipanderer: :rascatecler: :gambi: :ahivalaotia: :peneke: :gustico: :pliebre: :copon: :gatostiable: :ikugracias: :bythesegao: :regulero: :ojetepalinvierno: :porsaquil: :censurer: :goku: :viejuno: :cebolleter: :triki: :ikufantasma: :estudier: :chiqui: