El blog sobre Japón de un tío que SI está en Japón!!

Hay abierta una campaña de Toyota por la que los que se curren un vídeo bailando lo que ellos llaman el “wakudoki” pueden ganar un viaje a Tokio para dos personas. Los que ya estáis preparando la cámara, esperad porque tengo una mala noticia: la primera ronda finalizó el 25 de agosto, cagüen la mar, me tendría que haber enterado del asunto antes! post doblemente regulero!!

¿En qué consiste el invento?, pues hay una canción pegadiza y hay una coreografía. Se van eligiendo los vídeos más originales hasta que gana uno. El nombre del asunto viene de mezclar “wakuwaku” y “dokidoki” que vienen a significar lo mismo: es el sonido que se supone que te hace el corazón cuando vas a hacer algo emocionante, cuando vives algo acojonante, algo así como nuestro “otia otia otia otia otia otiaaaa”.

De la campaña oficial de Toyota ya han salido un par de vídeos, el de la jungla y el de la playa:

Incluso se han currado un vídeo en el que explican la coreografía en inglés y toda la pesca:

Más información en la web oficial.

PD: No, el blog no se ha convertido en regulero del todo, es solo un pequeño experimento que estoy llevando a cabo. De momento es bastante interesante, ya os contaré! :secretico:

Una proposición de matrimonio estilo Flashmob en la estación de Osaka que se ha hecho muy famoso. Mola que a mitad del vídeo sacan a una chica a bailar que en realidad no es la elegida para que la novia no sospeche nada hasta que el novio ya se lía también y ya no hay vuelta atrás!!. Muy chula también la parte final donde se le ve ensayando, jaja, que majos!!

Hemos presentado a Kota para modelo de Gap Japón!

Si sale elegido, lo que es más difícil que hacerse amigo de un franchute, se convertiría en la imagen de la marca en Japón durante un máximo de dos años!!

Que mi hijo es el más guapo, igual que para vosotros son los vuestros, está claretis así que haciendo honor a la profecía #ikucansina del gran Fran que vaticinó muy acertadamente que no me iba a aguantar ni mi padre con Kota paquí y Kota pallá, ahí van unas fotos recientes (que seguramente ya habréis visto en Instagram / Facebook / Flickr, #ikucansinooooooooo):

Ahora que como los padres también participan en las sesiones de fotos, juro que me llevaré la txapela que le compramos en el casco viejo de Bilbao y si la cuelo será mayor Bilbaínada que lo del Nápoles en San Mamés!!

¡¡ Ahora si que si !!
¡¡ Buen fin de semana !!
:gambiters: :triki:

¿Os acordáis del gatostiable?, es el término que YO me inventé sobre el gato aboquil más horroroso y repelente de todos los tiempos. Término que después me plagiaron hasta la saciedad como si se lo hubiesen inventado ellos, por cierto, pero esto es otro tema, jaja. Sin rencor, amigotes, pero echadle más ganas a lo de pensar pa la próxima, que seguro que podéis.

Total, que resulta que San Rio, la empresa que explota semejante esperpento, ha declarado que Hello Kitty no es un gato, que es simplemente “una risueña y feliz niña pequeña con un corazón de oro”.

Repito:

Hello Kitty NO es un gato
giphy.gif

Tiene huevos. El asunto se ha liado a raíz de la preparación de una exhibición con motivo del 40 aniversario del bichejo carapapa, los organizadores enviaron documentación a la empresa para que le diese el visto bueno antes de preparar la exhibición y resulta que les corrigieron “con firmeza” el hecho de que Hello Kitty NO ES UN GATO. Tiene huevos. Esto ya lo he dicho, pero es que tiene huevos y así de gordos.

“No es un gato, es un personaje, una pequeña niña que es amiga de todos, pero no es un gato. Nunca se le ha visto andar a cuatro patas, siempre anda y se sienta como una persona. Puede que el diseño se asemeje al de un gato, pero no es un gato”

Todo encaja. Quiero decir, el bicho es un disparate, la empresa otro y las declaraciones gilipolleces como pianos, son coherentes.

Pero se ha liado parda, claro, en internet todo Dios está flipando y bajo el tag #hellokittiisnotacat dicen cosas como “la vida ya no tiene sentido, no tengo nada en que creer” o “hostias, no me digas entonces que coño serán el Micky o el Donald”

Sea como fuere, el bichejo asqueroso está en todos los putos lados y esto es algo que no creo yo que cambie pronto, gracias a Dios que Kota tiene badajo por abajo y (espero) no me vendrá con hostias de que le compre ná del gat…¡coño! ¡si es que me han hecho la putada del siglo! ¡ya no sé ni como llamarle!

Es igual, el gatostiable seguirá siendo como toda la vida de Dios un gato y ahora más hostiable que nunca.

download.jpeg

Aunque a veces aparezca merchandising que si que compraría, mira tu…

Recupero vídeos que hice hace algunos años ya y que vienen al caso (jodé, cuanto tiempo libre tenía, ajajaja)

¡¡ Buen fin de semana !!
:gambiters: :triki:

A este artista le vi yo el otro día en la tele y andaba a ver si le localizaba. Resulta que forma parte de un estudio en Nikko en el que llevan un huevo de años dedicándose a crear ilustraciones de dragones. Llama la atención la aparente facilidad y rapidez con la que lo hacen y lo bonico del resultado final:

Se lo enseñé a Chiaki todo emocionado ahí diciéndole que venga, que jo, que venga, que comprásemos uno enorme para poner en el salón… y la que me puso cara de dragón fue ella, jajaja.

Aquí va otro vídeo sobre Tokyo que me he encontrado por ahí y que me ha gustado:


Un grupo de actrices porno japonesas se van a dejar tocar las mandingas durante 24 horas este fin de semana con el fin de recaudar fondos para la lucha contra el sida. Vamos, que tu vas ahí, le magreas a gusto el busto y dejas tu donación.

breast-grab.jpg

“Tengo más ganas que ni sé” -dijo una tal Rina Serina que juro que no se quien es (en serio en serio), “pero ojalá que por favor la gente tenga cuidadico” -en referencia al palpamiento mamario.

Por lo visto es la decimosegunda edición desde el 2003 y será retransmitido por un canal guarrillo de adultos. Los participantes tendrán que tener más de 18 años, lavarse las manos, desinfectarse con un chorrillo de alcohol y el tocamiento está limitado a poner las dos manos en sendas bufas y ejercer exactamente dos magreos.

“Nunca pensé que mis tetas podrían contribuir a la sociedad” -dijo también la tal Serina, aunque en mi modesta opinión toda teta hace bien a la sociedad. Menos las de Paquirrín, claro, toda teta femenina, se entiende.

“Es para una buena causa” -dijo una tal Iku Sakuragi, que tampoco sabía quien era pero como su nombre empieza como el de este blog, confieso que la he buscado en google- “Sóbame las tetas, dona dinero… total, ¡nos lo pasamos bien!”. Di que si, bonica mía!

La movida empieza a partir de las ocho de la tarde del sábado y está organizado por la fundación japonesa para la prevención del sida. Aunque no pensaba ir (en serio en serio) y como este post era más regulero que ni sé, para compensar he hecho periodismo de investigación buscando a ver si salía donde se celebraba, pero en dos minutos no ha aparecido el asunto y me he cansado.

Ya se podía convertir esto en el próximo Ice Bucket Challenge!! Melonpan Touching Challenge!!

Ala pues!

Bueno, en mi caso al tener un hijo la cosa ha cambiado bastante, digamos que tengo a Japón, a Tokio un poco aparcado de puertas para afuera hasta que Kota crezca un poco más: ni izakayas, ni excursiones, ni prácticamente nada que no sea dar paseicos con él colgado cerca de casa.

Total, que me ha gustado mucho este vídeo que me he encontrado por ahí. Se puede casi sentir lo que se siente viviendo aquí, el abanico de posibilidades que esto tiene: tantas experiencias y lugares por descubrir… dentro vídeo!

El fin de semana pasado parece ser que avistaron a un tío vestido de Batman yendo a toda hostia con una batmoto por una autopista de Chiba, cerca de Tokyo:

:D ¡Atiende! :descojoner:

PD: Post regulero donde los haya. すいませーん〜

Ese día llovía a mares, creo recordar que fue el segundo tifón al que le dió por pasarse por Tokio a saludar. Esto de los tifones es algo curioso: hace un viento acojonante y llueve en toda dirección excepto la estrictamente vertical para, al día siguiente, hacer un sol del copón y no ver ni una nube asomando.

A no ser que quisiese acabar pedaleando en la punta de la Sky Tree, mejor aparcar la bici e ir en tren. Y eso que últimamente me he comprado un chubasquero de cuerpo entero y no me rindo con lo de ir en bici ni aunque caiga la de Dios es Cristo. Pero es que ese día caía la de Dios es Cristo y Buda juntos.

Total, que me monté en un tren repleto de gente y traté de hacerme hueco cerca de una de las barras de al lado de la puerta que delimitan los asientos. Allí, justo donde quería ir yo, había un señor mayor con camisa de manga corta y pantalón de traje que se había hecho fuerte con un periódico entre sus manos y los codos apuntando hacia fuera a modo de protección. Tenía pintas de ser más salado que un cubo de mierda, así que no pensaba yo acercarme demasiado pero en estas que mucha más gente entró en el vagón y empujón a empujón di con mis riñones contra uno de sus codos colocados expresamente a tal efecto. Noté que no doblaba el brazo, que estaba haciendo fuerza para poder tener su espacio periodístico intacto mientras el resto nos apelotábamos unos contra otros cada vez más. Aparte de lo injusto de la situación, de que un rascayú quisiese leer el periódico en un vagón repleto de gente, me estaba haciendo daño así que le aparté el codo de una hostia con el mío y aproveché la inercia para empujarle con el culo haciéndole ceder el espacio que no se había ganado con su cara de palo. El viejo gruñió algo mientras al cerrar el periódico le daba en la cabeza, supongo que sin querer, a la chica que estaba sentada delante. Yo me giré más, le miré directamente a los ojos y le volví a empujar con la cadera haciéndole ir todavía más para allá. Ahí viendo que la cosa era adrede y con cierta expresión de sorpresa por la cara del que tenía delante, ahí ya si, ya se calló y apechugó.

Al de dos o tres estaciones y por el trasiego de ir y venir de pasajeros, el vagón seguía repleto, pero una chica de mediana edad coincidió que se colocó entre el viejo cascarrabias y yo. Era una chica menuda, bastante más baja que cualquiera de nosotros dos, tampoco vestía de manera especial, no destacaba de ninguna de las maneras. Pero el viejo asqueroso le echó el ojo enseguida. Aunque había oído muchas historias, era la primera vez que presenciaba algo semejante y supe que era así porque se le veían las intenciones desde lejos. Se metió una mano en el bolsillo y empezó, nervioso, mirando aquí y allá, a acercarse cada vez más a ella hasta que su cabeza quedó justo por encima del escote de la chiquilla, escote que no dejaba de mirar mientras se movía su mano dentro del pantalón.

Yo flipaba.

La chica se daba cuenta y hacía por alejarse, acercándose cada vez más a mi, aunque tampoco había demasiado margen con tantísima gente, claro. El viejales entonces se puso detrás de ella visiblemente dispuesto a frotar la cebolleta y sé que lo consigue cuando saca la mano que tenía tan ocupada dentro del bolsillo. Ahí, justo en ese momento fue cuando acabé de decidir que le iba a meter una hostia pasase lo que pasase y fui a por él pero entonces el tren llegó a la siguiente estación, la chica aprovechó el movimiento de gente para cambiarse de sitio y el chikan frustrado, nervioso, se dispuso a bajar del tren medio empalmado y con la mayor cara de salido asqueroso que he visto yo en mi vida.

Pero para salir tenía que pasar por delante de mi y al hacerlo le pegué una patada en la espinilla con toda la fuerza de la que fui capaz dado el escaso recorrido que conseguí desarrollar debido a tener a tanta gente cerca. Le dolió, lo sé porque se dio la vuelta con cara de espanto. Entonces me miró, yo le señalé con la vista a la chica, el la miró, me volvió a mirar y sin decir nada salió corriendo del vagón como alma que lleva el diablo.

Ella esperó un tiempo prudencial y a su vez en silencio salió también en la misma estación justo antes de que las puertas del tren se cerrasen. Quise decirle que esperase un poco, que fuese hasta la siguiente estación y volviese, pero lo cierto es que no creo que entre ellos se hubiesen visto las caras, así que daba igual, supongo.

Es la primera vez en más de ocho años que veo algo semejante, pero comentando la jugada me han dicho amigas y compañeras de trabajo que no es tan raro aunque con el gentío muchas veces no queda muy claro si es o no adrede, si va con intenciones o simplemente son roces casuales sin remedio.

Yo lo que si tengo claro es que como le vuelva a ver al viejo asqueroso, cuya cara no consigo olvidar, tampoco dudaré en actuar pero esta vez será mucho antes.