El blog sobre Japón de un tío que SI está en Japón!!

Llevo recopilando fotos de Kota que teníamos perdidas en el móvil de Chiaki y en los míos (si, yo tengo un historial bastante bonico con los iPhones que se rompen con mirarlos, también te digo). Hay un montón, más de 5000, ahí voy todas las mañanas poco a poco quedándome con las mejores y justo ahora mismo me he encontrado unas cuantas de una de las primeras veces que se miraba en un espejo.

IMG_7677.jpg

IMG_7676.jpg

IMG_7675.jpg

IMG_7673.jpg

IMG_7674.jpg

IMG_7671.jpg

IMG_7670.jpg

Es todo un privilegio vivir por primera vez sus primeras veces que cada vez son menos… tener un hijo es la mayor y más irrefutable constatación del paso del tiempo.

:cry:

Segunda y todavía más regulera parte de la recopilación de bentos cuquis: los bentos del Ghibli !! a zampar totoros !!:

230cdc924eb47b7178ddee176c7b7065.jpg

0f2892ba0a2460823a3e8f74003a64af.jpg

20081012-01x.jpg

000150a.jpg

283.jpg

20070615231741.jpg

bento04.jpg

9133bfbbeb1021c714b55e5da7b9ffaf.jpg

10090423253.jpeg

bento01.jpg

20120921125603246.jpeg

20111002073611b5d.jpeg

RIMG5684_1.jpg

558c46150ac388ef16820bac2e846a17.jpeg

img_4.jpeg

2009_0612_2.JPG

img_0.jpeg

img_1607625_37404379_0.jpeg

totoro_p.jpg

pict4061.jpg

78631c1ef379a4d369e2db1e5dc2a28f.jpg

cf7e49767f2d33555eee509dfc7f3cbb.jpg

全日本仮装大賞 o “Masquerade Japan” es un concurso de la NTV en la que gente de todo el país compite por hacer el sketch más ingenioso. Los más famosos son los que tienen un fondo negro y gente disimulada vestida también de negro ayuda a crear situaciones descojonantes, aquí os pongo los más clásicos: el partido de ping pong, la exhibición de Karate, el del yoyó y el de beisbol en slow motion:

Buscando un poco, resulta que aunque llevan con el programa desde 1979, todavía siguen con ello y ya van preparando la edición 95, esa la veo en directo fijo.

Hay sketches que de cutres que son, te descojonas más todavía! ojo al del billar:

O el oso panda de las acrobacias:

El que gana por goleada en chorrada absurdísima es el de la máquina de bronceado:

Menuda mañana de risas me he echado con Kota aquí viendo vídeos!! si tenéis un ratejo muerto, echadle un ojo al canal de youtube!

Acabo de ver este vídeo de Asian Boss, y me ha parecido muy muy interesante. Son entrevistas a gente de la calle aquí en Japón con preguntas sobre el pepino que tiró el otro día el trofollo líder por encima de Hokkaido.

Mayormente vienen a decir que si que hay preocupación, pero que la decisión de que se haga algo o no la toma Trump, así que de mientras mejor casi pasar del tema. Japón está más vendido que la hostia, amigos.

Ya sabréis lo que son los bentos (弁当), pero por si acaso hay algún murciano: literalmente significa “comida en caja”, es decir, nuestros tapers de toda la vida que te preparas en casa un perolo de lentejas del tamaño de San Mamés, las congelas y estás sacando tapers hasta semana santa.

Bueno, pues aquí en Japón nos movemos ya por entre obra de arte y patrimonio de la humanidad…

img_362649_29466578_0.jpg

343.gif

10099345839.jpg

efabd26f.jpg

gn-20090510-01.jpg

img_1.jpeg

o0400026811748538627.jpg

MjAwNjAxMTJfMR4H.jpg

o0400036811748536152.jpg

99c1089d.jpg

fb0b6de9e6fe48b798697d88877e66a8.jpg

20120921125603246.jpeg

RIMG5684_1.jpg

kuroneko.jpg

o0480064010147716473.jpg

IMG_6275.jpeg

070203_0017-0001.jpg

Se ve que uno se puso un día a hacer un smiley con un espagueti y tres garbanzos y se fue liando, se fue liando…

:cocinicas: :triki:

En esto que estamos viendo que ya se acaba el verano y en ná tenemos el fresquibiri dando por 尻 otra vez, van los de Coca Cola y sacan un producto nuevo temporada otoño-invierno 2017:

¡¡ Coca-cola coffee plus :yahaaa: !!

DJKdWVRVwAA2qug.jpg

Ya sabéis que aquí hay latas de café en las máquinas expendedoras, que además tienen un sabor muy muy conseguido y en invierno se agradecen un huevo ahí calenticas. Pues bien, el señor ingeniero ha cogido una latica de CocaCola y le ha enchufado café dándole un sabor un poco más amargo y, sobretodo, el doble de cafeína.

21479671_1215257851913898_6403692076789137408_n.jpg

cp-1.png

De momento es de venta exclusiva en máquinas expendedoras. Nada más abrir la latica huele a café que tira para atrás, pero el sabor es prácticamente igual que una CocaCola de toda la vida. Eso si: te bebes un par y te conviertes en el minion morao, advertido quedas.

Screen Shot 2017-09-13 at 12.31.58.png

Esta historia me pasó ayer por la mañana y todavía me estoy riendo.

Vamos al lío: resulta que ando otra vez regulero de la garganta; Chiaki pilló una gripe rara y al final me la ha pasado a mi, menos mal que Kota se ha librado esta vez (raro es!). Así que entre que rascatecleaba ruby que si no, tiré para una farmacia grandota que hay no demasiado lejos de mi oficina. No es una farmacia como las que hay en España, sería más como una parafarmacia donde te venden un huevo de medicamentos pero son sin receta, “self medication” le llaman.

Luego también existen las farmacias de verdad en las que te preparan exactamente la dosis que te ha recetado el médico, lo que es un avance acojonante; por ejemplo: cinco pastillas de estas, dos de aquellas y trece de las otras, y te las dan así tal cual, sin caja ni hostias. Las parafarmacias estas además molan porque no solo te venden medicamentos sino cremicas y últimamente hasta comida, yo ya me tiro ratos buenos ahí mirando, ya.

Bueno, que me lío, joder que turras soy! (en mi cabeza tengo un streaming continuo, amigos, banda ancha!).

Total, que me fui a la tienda esta que tiene la peculiaridad de que es bastante grande justo en el centro pero luego todos los pasillos son bastante estrechos… vamos, como si fuese una plaza de un pueblo. Ahí es donde justo además han puesto las cajas para que hagamos cola, como no podía ser de otra manera. Eh! cuando digo pasillos estrechos es que son estrechos de ペロタス, de los que te cruzas con alguien y tienes que pegarte a las estanterías para que se pase; siempre y cuando no sea Hodor que entonces directamente uno de los dos tendrá que recular.

Pues bien: se me cruzaba una chica que me llevaba un carrito de bebé y yo que simpatizo con la causa, le dejé pasar porque sé lo aparatoso que es tener que comprar cualquier mierda llevando uno cuando te diseñan las tiendas para que compren bichos palo a dieta. One reverencia owned después, ella intentó dar la curva pero con el carro no hubo manera, así que decidió retroceder y dejarlo un momento en “la plaza” que es mas ancha e irse a coger lo que fuese que estaba buscando.

En el carrito había un niño, claro, bueno más bien era una niña que estaba despierta y no estaba muy de acuerdo con el concepto “ahí te aparco cual motico”, con lo que decidió hacer su trabajo: parar quieta lo mínimo dando el mayor número de voces posible.

La madre se asomaba por ahí y le decía de vez en cuando “tssss, espera, que voy ya, que ya acaboooo”.

Joder, como entiendo esa angustia, jajaja, yo es que ni entraba a comprar cuando iba con Kota así a no ser que estuviese dormido.

En esas estaba yo ya haciendo cola con mis pastillicas cuando de repente me tiran con algo que me da en la espalda, me giro y… ¡era una caja de condones! ¡de fresa además!. Iba a decir que es habitual, que me ha pasado más veces en las que siempre he respondido: “me halaga, señorita, aunque ha de saber que estoy casado”, pero no se lo cree ni mi abuela :ikufantasma:

Lo que de verdad pasaba es que la cría resulta que la habían apalancado justo en la estantería de los condones y encima es que estaban a la altura perfecta de sus brazos, así que decidió que qué mejor pasaratos hasta que volviese la madre que librar de su carga a esa estantería oprimida: allí volaban cajas de condones de todos los tamaños y sabores, geles lubricantes y hasta anillos rarunos en todas direcciones, hasta por encima de los pasillos… yo cogí al vuelo, descojonándome vivo, un par de cajas y la chica de la tienda otras tantas hasta que por fin apareció la madre con la cara más roja que he visto en mi vida haciendo reverencias ya desde el estand de los caramelos de menta del fondo.

Más apurada mi pobre que ni sé, apartó a la niña de la estantería más amena del local, recogió lo que pudo del suelo junto a la chica de la tienda y salió de allí escopeteada sin comprar nada para, presumo, jamás volver.

Yo creo que no me he reído tanto en la vida :D

Por cierto, ¿sabéis que existen condones de tallas grandes modelo “Big Boy” y que sale una foto de un caballo?, jajajaja, Dios!!

horse-condom-.jpg

Pues eso: mascotas que se han quedado atascadas en sitios, para que luego digas que odias tu trabajo…

12814287_972966522769643_4179287916169601994_n.jpg

BmvBo8MCMAE4COe.jpg

DJbFOXQV4AAcmlz.jpg

DJbFOXOUQAIDOHC.jpg

DJbFOXPUIAA3Pi7.jpg

DIuGC9tVoAAt1cA.jpg

eb8c0a84.jpg

BpLYxioIcAA907i.jpg

A-3SOxpCMAAWgQw.jpg

CD_gyMTUIAEy9OS.jpg

BApe2KWCIAAwSWR.jpg

BRWl-7hCQAESFK5.jpg

DHJ-CsIUIAAvZFP.jpg

DHJ-CsMVwAA5lF9.jpg

CDagE_0UMAEGtFW.jpg

16267593_org.jpg

El otro día nos montamos en un taxi cerca de Shinjuku y nos encontramos con una movida nueva, un botón ahí que ponía “botón de ir despacio”. No le saqué foto, pero he encontrado algunas por ahí por el internete:

16fd35439fa02e0fbe349e74d0833725.jpg

C6drRcxWgAEDPRp.jpg

Resulta que si ves que el taxista va muy rápido o simplemente quieres ir tranquilo, puedes pulsar este botón y el conductor irá más despacio. Me ha parecido una idea tan simple como magnífica: normalmente cuando uno coge un taxi, lo que se quiere es llegar al destino lo más rápido posible, pero hay muchas situaciones en que lo que quieres es llegar con calma, sobretodo si vas con críos. En la web de taxis identifican tres razones desde el punto de vista del cliente que les ha llevado a implementar este servicio:

Screen Shot 2017-09-06 at 09.57.58.png

1- No sentirse cómodo con conducciones agresivas.

2- No tener prisa, preferir no ir a mucha velocidad.

3- Ir con niños, preferir una conducción amable.

El caso es que resulta que existen también desde hace unos años los “Turtle Taxis” en Tokyo, “taxis tortuga” que están pensados precisamente para esa gente que prefiere ir más suave y con más calma y no a lo puto loco como se conduce normalmente. Concretamente dice que ponen mucho esfuerzo en no dar grandes acelerones y frenar también muy muy despacio de manera que se noten los menos movimientos bruscos posibles y de paso contaminar menos. La verdad es que molaría que hubiese un efecto dominó y el resto del tráfico también se suavizase un poco…

14G121050_01_880x660.jpg

14G121050_04_88.jpg

14G121050_03_880x660.jpg

turtle-taxi3-550x367.jpg

turtle-taxi2-550x367.jpg

turtle-taxi-550x367.jpg

Más fotos en el Tumblr oficial de Turtle-Taxi.

Ya, ya sé que dije que iba a volver a subir Cristo bendito, coño, no me lo recordéis más que bastante claro lo tengo yo. Jodé, es que no dejo de acordarme de la frase aquella del jefe que tuve americano que decía eso de que había dos tipos de necios: los que no habían subido el Fuji y los que lo subían más de una vez (también es verdad que se ponía ciego en el Kentucky Fried Chicken hasta ponerse malo, pero bueno, eso es otro tema).

Pero ba, seguramente haya una tercera, no nos engañemos, Tosca, que te va la marcha.

El caso es que tardé poco en decidirme cuando me lo propusieron; más bien un par de mensajes con Chiaki para ver si cuadraba la fecha y que se quedase ella con el tío Kota, que al final es lo único que me suele hacer falta para apuntarme a lo que se tercie.

Además esta vez la cosa se puso más seria y es que en colaboración con YoitabiTravel, los señores de Decathlon Japan nos nombraron embajadores y nos patrocinaron la aventura con material de categoría: nada más y nada menos que una mochila, una chaqueta y un pantalón de montaña con lo que no solo íbamos más preparados que Jon Snow con un mechero, sino conjuntaditos que daba gloria vernos en fila india:

21215920_10212637270699551_1525903351_o.jpg

IMG_6803.JPG

La chaqueta tiene dos partes que se pueden usar independientemente, lo que la hizo ideal para el gran cambio de temperatura que hay entre la quinta estación donde empiezas a subir y la cima. Yo nunca había usado un pantalón de montaña para subir al monte, lo cierto es que uno siempre lleva ropa vieja para estas historias, pero he de reconocer que fue muy cómodo y se agradeció que tuviese tantos bolsillos para meter chocolatinas y frutos secos que ir picoteando. Y la mochila bien pegada a la espalda que casi ni te enteras que la llevas… vamos, que se nota un huevo si vas con material en condiciones, menuda diferencia, ¡gracias señores de Decathlon Japan!

DSC_8203.jpg

DSC_8252.jpg

Pasemos, pues, a narrar la historia.

El principio, pues como la otra vez: en coche desde Tokyo hasta donde lo más cerca que te dejan aparcar el coche y desde ahí unos cuarenta minutos en autobús hasta la quinta estación que es ya desde donde empiezas a subir con la noche como aliada. En nuestro caso como íbamos muy bien de tiempo, zampamos algo en un restaurante que hay y la ascensión la empezamos con la calma.

SANY0007.jpg

SANY0009.jpg

SANY0025.jpg

DSC_7992.jpg

Yo, ya lo conté por ahí pero creo que no aquí en el blog, me compré un dron con la idea de que tenía que ser la hostia en verso hacer un vídeo desde la cima con el cráter desde arriba, y ahí lo llevé metido dentro de una bolsa colgado de la mochila porque era un troncho bueno aunque menos mal que no pesaba. Era un dron bastante limitadete, de los más baratos que encontré por Amazon pero que contaban por ahí que tenía muy buena cámara, un Holy Stone HS300 que apenas me costó 15.000 yenes.

A post shared by El tío Tosca (@ikusuki) on

Poco duró, jajaja. Luego lo cuento, luego.

No nos encontramos con demasiada gente durante los primeros tramos; íbamos llegando a nuevas estaciones sin demasiada dificultad a un ritmo, quizás, demasiado rápido y es que esta vez cuadramos todo para subir el domingo por la noche y así evitar las hordas de gente de los fines de semana. Hasta la mitad del camino funcionó y solo nos teníamos que preocupar por resguardarnos del frío cuando parábamos a descansar y hasta nos echábamos fotos y toda la 魚.

DSC_8008 2.jpg

DSC_7995 2.jpg

DSC_7993.jpg

DSC_7984 2.jpg

Al no haber luna, la vista no fue tan espectacular como la otra vez, pero tampoco estuvo nada mal.

DSC_7976 2.jpg

Pero duró poco lo de ir a nuestra bola: a medida que nos íbamos acercando a la cima nos íbamos apretujando más hasta que llegó esa absurda situación de tener que hacer cola para subir al monte. Pero cola del copón de la baraja: prácticamente andábamos cinco metros cada diez minutos. Además esta vez resulta que había grupos organizados de un montón de personas que iban en bloque, personas de todas las edades que iban a ritmo muy caribeño siendo muy muy difícil adelantarles. Un absurdo y de los gordos lo que pasa en este país con la gente. Ojo al careto de hastío gentil:

SANY0046.jpg

DSC_8031.jpg

DSC_8027.jpg

DSC_8026.jpg

DSC_8024.jpg

DSC_8013 2.jpg

DSC_8009 2.jpg

SANY0041.jpg

DSC_8006.jpg

SANY0019.jpg

Esta vez llegamos con mucho tiempo a la cima. Esto tiene la ventaja de que puedes coger sitio para ver el amanecer pero el inconveniente de que hace muchísimo frío arriba y apenas hay donde resguardarse. Así que allí estuvimos aguantando como titanes para ver el espectáculo:

DSC_8052.jpg

SANY0054.jpg

DSC_8089.jpg

DSC_8100.jpg

DSC_8106.jpg

DSC_8118.jpg

Yo andaba con el dron que si lo saco que si no, pero vi a uno de los guardias que le llamaba la atención a otro que tuvo la misma idea que yo y ya lo estaba volando. Lo cierto es que yo apenas lo usé un par de veces antes y reconozco que era peligroso sacar eso donde hubiese gente porque la verdad es que no me extrañaría nada que le causase alguna avería a alguien. Así que entre el guardia que andaba al loro, mi nula confianza de no liarla parda y el viento que hacía, decidí dejarlo bien guardadito.

Lo que si que hicimos fue sacar unas cuantas fotos antes de empezar el descenso:

DSC_8161.jpg

21245804_10212637269659525_842619711_o.jpg

21215910_10212637269619524_171978750_o.jpg

DSC_8191-02.jpg

DSC_8186.jpg

DSC_8172.jpg

DSC_8171.jpg

DSC_8168.jpg

21216330_10212637269699526_1093082880_o.jpg

Yo hasta ese momento estuve genial, sin más problema que bastante sueño y las piernas un pelín cargadas, pero incluso podría haber subido más si hubiese hecho falta. Pero, joder, fue empezar a bajar con la solana de frente que me entró un dolor de cabeza y un mal cuerpo considerable, la vírgen santa qué duro se me hizo esta vez. Igual es que tenía razón Chiaki cuando dijo aquello de que “ahora no tienes el mismo cuerpo que cuando lo subiste hace 7 años”, jajaja, la madre que la parió!!

Pero es que la bajada es lo más duro con diferencia, al menos así lo creo yo: ni el frío ni nada, una bajada eterna por cuestas muy empinadas sobre suelo volcánico muy muy resbaladizo. Añádele a todo eso que no has dormido esa noche y que pasas de un friaco del copón a que te sobre toda la ropa.

Eso si, las vistas son impagables:

SANY0132.jpg

SANY0131.jpg

SANY0112.jpg

SANY0109.jpg

SANY0107.jpg

SANY0103.jpg

SANY0100.jpg

SANY0097.jpg

SANY0096.jpg

SANY0092.jpg

SANY0089.jpg

SANY0088.jpg

DSC_8146.jpg

En serio que se me hizo eterna la bajada… ¡¡¡ no llegábamos nunca !!!. Yo me fui acordando de todos los apóstoles con cada derrape. Hasta que en una de esas que paramos todos juntos para esperarnos en una curva y aprovechando que no había así mucha gente, decidí sacar el dron. No las tenía todas conmigo desde el principio: ya he dicho que lo he volado un par de veces y sin demasiado éxito, también es verdad que Kota le tiraba palos y uno no acababa de estar concentrado en el asunto, pero bueno. Total: lo puse allí en el suelo y lo volé, nada más empezar se dio una hostia contra una pared y cuando por fin levantó un par de metros del suelo se fue a tomar por culo que yo ya no sabía si los mandos funcionaban o qué hostias estaba pasando. Cuando logré hacerme un poco con el control, lo acerqué hacía donde estábamos nosotros con la intención de sacar algún vídeo, pero el bicho se fue a tomar por culo a una ladera cercana contra la que se estampó y se quedó patas arriba.

Total: 40 segundos en el aire, le calculo…

No estaba demasiado lejos y a por él que me fui cuando de una estación cercana salió un guarda dando voces como un puto loco: “bájate de ahí!!!!!!”. Yo sabía que en teoría no te puedes salir del circuito marcado porque hay riesgo de desprendimientos, pero en ese caso era bastante absurdo porque estaba muy cerca y no había nada debajo (la ladera quedaba apartada del camino principal). Aún así me bajé y esperé a que el tipo llegará hasta donde nosotros subido en una especie de coche-oruga, yo pensaba que me iba a echar la bronca por intentar meterme y que después sacaría un palo o algo con el que pescar al dron… si si. El tío me echó la bronca siete veces y me decía que ahí se quedaba, que no se podía coger. Cuando yo le intentaba hacer ver que estaba muy cerca y que no iba a tardar ni dos minutos en cogerlo con mucho cuidado, él me amenazaba con llamar a la policía, que eran medio millón de yenes de multa y que yo mismo, que tenían cámaras aéreas y que me empapelaban fijo y no se qué mierdas mas…

Total, que ahí se quedó el dron.

Esperamos un poco a ver si se piraba o algo, pero el tío ahí seguía, así que decidí no hacer esperar al grupo más y ba, que total, pa cuatro duros que costó no merecía la pena montar un pollo y que se liase alguna así que tiramos para abajo otra vez. Más ligero de equipaje que la hostia, eso si, jajaja.

Y esta, amigos, es la breve pero bonita historia del Toscadron que acabó estampao en una ladera del monte Fuji por los siglos de los siglos. Si subís y lo veis, echadle pilas o algo.

:triki:

De lo malo malo, empezamos pronto a ver verde y esto en el Fuji significa que ya va quedando menos para llegar.

SANY0140.jpg

SANY0139.jpg

Cuando después de tres o cuatro eternidades logramos montarnos en el autobus de nuevo, yo me quedé sopa al instante, joder, no podía con mi alma, menuda bajona…

Lo mejor que pudimos hacer fue meternos en un onsen y… ¡mano de santo, amigos!.

¡¡¡Así que ya puedo decir
que he subido
el Fuji dos veces!!!
:gustico: :gustico:


DSC_8178.jpg

Conclusiones

De la otra vez sabía que hacía mucho frío arriba así que fui preparado con licras que tengo de ir con la bici de esas pegadas de invierno, una auténtica gozada, nada que ver.

– También sabíamos que iba a haber un montón de gente cerca de la cima, así que tampoco me pilló por sorpresa aunque es cierto que poco se puede hacer más que resignarse y ponerse a la cola.

– La ruta de esta vez fue distinta, por lo visto la otra fue “Fujinomiya” y esta fue la “Yoshida”. No encontré mayores diferencias entre las dos. Quizás me quedaría con la primera porque la puerta torii de cerca de la cima da bastante juego con la cámara por la noche.

– La bajada fue infinitamente más dura y no acabo de entender la razón o qué podría haber hecho para evitarlo… ¿quizás comer y beber más antes de empezar a bajar? ¿llevar un bastón de soporte para evitar las caídas?. Mi problema fue que de repente tenía un mal cuerpo horroroso con bastante dolor de cabeza y hasta ganas de vomitar.

– Volví a casa jurando en hebreo que no iba a volver a subir en mi vida por esto mismo, pero después de ver las fotos… probablemente en cuanto vuelva a darse la oportunidad…

– El onsen del final con los colegas comentando la jugada… eso no tiene precio.

Agradecimientos

No queda otra que agradecer de nuevo a Decathlon Japan (gracias Vicente!) por proveernos de material y a Yoitabitravel (peazo de web, ¿quién la habrá hecho? yo le contrataría por todo mi dinero) por liarse a organizar la historia. También, por supuesto, a Iñaki, Haruka, Rafa, Chiqui y David por hacer que este disparate se convirtiese en una excursión de amigos entre risas. Ah! y Chiaki que dice que gracias al señor del Fuji por evitar que metiese otra vez el bicho ese en casa y taladrase las paredes del salón haciendo el monguer.

Y por supuesto a todos vosotros por seguir leyendo y comentando aquí mis historias aunque las escriba sin criterio ninguno!!!

:ungusto:


Todas las fotos en el álbum de Flickr.
Fotos de la otra vez en este otro álbum.
Posts de la otra vez:
Fuji, la subida
Fuji, cima, bajada y cierre
El Fuji-video

Ikupágina 1 de 14812345>102030>La última »