El blog sobre Japón de un tío que SI está en Japón!!

lunes,14 agosto 2017           

La cartera perdida

Llevaba un par de días regulero con la garganta y el jueves a mediodía decidí volverme a casa porque me subió la fiebre y no sabía hacer ya el Javascript ni con un canuto. Por la mañana, como cada dia, había ido en bici, pero a la vuelta y después de dudar bastante, pensé que mejor no arriesgar a ponerme peor con la sudada y la dejé aparcada ahí en los Shibuyas volviéndome en el tren chuchú. La cosa es que aunque aquí no suele pasar nunca nada, andaba yo ya inquieter: no me gusta un pelo que mi pobrecita pase la noche solica por ahí… aguanta, orbeica mía, que ya vuelvo a por ti en cuanto me ponga bien!! no te hagas caso de las gyarus pelandruscas!!

El viernes, que aquí fue fiesta y ya por la tarde estaba yo bastante recuperado, volví a montarme en el tren para ir al encuentro de mi amor biruedil. De paso, como ando al loro siempre para comprarme la Nintendo Switch y los viernes a mediodía corre el rumor de que son los “restocks”, llevé la cartera con bastante dinero por si sonase la flute.

Ba, ni pa Dios… no tengo claro si estos de Nintendo son unos putos genios del marketing, que nos tienen en ascua viva por comprarles en cuanto tengan más, o los mayores desastres planificando a este lado del río Sumida.

IMG_6573.JPG

Me recorrí las tiendas habituales a contar cartelicos como el de arriba y enfilé cabizbajer y tristonero al parking de bicis. Hostias, por cierto, cuanta gente hay siempre en Shibuya, la madre que parió a Peneke, qué disparate y que sindios, mira que estoy por aquí todos los días y no me acostumbro todavía. Lo único bueno que le veo es que si te tiras un cuesco, a ver quien tiene cojones de señalar a alguien!

IMG_6517.JPG IMG_6513.JPG IMG_6511.JPG

Total, que acabé por fin con mi bici que estaba enterica y reluciente, le puse las luces que llevaba en la bolsa, la funda acolchada para el sillín en pos de que no sufriese mi excelso nalgar, y casco en melón, pillé la cuesta del 109 a la izquierda enfilando ya para casica. Me desvié un par de kilómetros con la intención de pillar unas hamburguesacas para la cena que Kota andaba con antojo, pero cuando llegué y justo antes de pedir, me di cuenta de que no tenía la cartera…

:peneke: :copon: :peneke:

Lo primero que pensé, pardillo de mi, fue que no la había cogido, así que le pregunté a Chiaki por si me la había dejado olvidada encima de la mesa o por ahí. La estuvo buscando un rato pero me decía que o se la había comido Kota, o allí en casa no estaba….

:peneke: :copon: :peneke:

Me volví para casa a buscar yo también, ya que, total, estaba bastante cerca… pero nada, ni pa Dios: lo más probable es que se me hubiese caído en Shibuya cuando saqué el casco de la bolsa.

¡¡ Maldita mochila-mierder que no tiene bolsillos y va todo junto ahí !!

En fin, no quedaba otra que tirar para Shibuya otra vez… segundo viaje en bici, trayecto que hice a todísima hostia folladísimo en do menor pensando en todo el jaleo que iba a ser cancelar las tarjetas de crédito, sacarme de nuevo el carnet de conducir, el DNI de aquí con mi recién estrenada visa permanente, liar a la de recursos humanos de la empresa para la tarjeta de la seguridad social… bufffff, jodé, pensaba mientras pedaleaba, dono mi huevo menos peludo con tal de encontrarme la cartera con todos los documentos, el dinero ya me la refulfla!!

Total, que llego con una sudada que ni Paquirrín con un cuaderno de rubio, rebusco y rebusco por allí y tampoco aparece. Ya medio desesperao voy donde el guardia del parking y resulta que está sentado en una silla de camping ahí sobao entero el gachó. Era una escena curiosa, porque tenía un chaleco de esos reflectantes que usan aquí pero con luces rojas que parpadean a todo meter; es decir: era un señor durmiendo al que se le veía desde la MIR.

Di un par de vueltas otra vez y como seguía sin aparecer, me fui a despertarle a semáforo-man con un par de sumimasens a cada cual más alto.

– Sumimasen
– SUMIMAsen
– Eh, hai haaaai
– Perdone, que es que hace una hora o así yo pa mi que se me ha caído la cartera por allí, no la habrá visto, ¿verdad?, o alguien que se la haya dado o algo…
– Pos no… pero lo mejor es que preguntes en la comisaría a ver…

Dicho & hecho, lo cierto es que ya iba yo con esa idea también, señor árbol de Navidad, pero total, tenía que intentarlo también, perdón por despertarle.

Tiro para comisaria, la que queda al lado de la estación, vamos, donde hay más gente que en el Aeropuerto del Prat (mwahaha) pero siempre. Dejo la bici ahí en la puerta y sale un policía al momento a echarme la bronca ya:

– Aquí no se puede aparcar, chato moreno, tira pallá.
– Ya ya, pero es que vengo a preguntar a ver si por un casual de Buda han visto ustedes mi cartera que se me ha perdido probablemente por allí por donde el parking de bicis
– Ah, vale, tira padentro
– Voy
– Pero canda la bici, alma de ピッチャー
– Ah, si si -esto lo hace para ver si no he mangado la bici, no es la primera vez que me para un policía y me dice que abra y cierre el candado para ver si tengo la llave, qué profesional, la vírgen, qué profesional.

Dentro de la comisaría, que no había estado nunca, resulta que había un huevo de policías, pero a mi me tocan tres. El que me habla todo el rato, que es un tío probablemente más joven que yo, más serio que el único enano paseando por la playa nudista llena, luego uno neutro que ni fú ni fá, y el tercero que equilibraba la ecuación que no hacía más que hablar medio riéndose y gesticulando un huevo.

Me habla el serio:

– Por favor, tu tarjeta de residente.
– Pues es que estaba dentro de la cartera -tío soseras
– ¿Puedes escribir japonés?
– Un poquejo, tampoco me pidas mucha historia

Interrumpe el sosaína:

– No te preocupes, con que sepas escribir tu nombre y dirección y poco más ya valdría.
– Ah, vale

Me dispongo a rellenar una hoja donde efectivamente se me piden mis datos y luego una lista con lo que he perdido: cartera, color, tamaño, marca, cuanto dinero tenía, qué tarjetas más o menos…

Habla el enfarlopao:

– Hostia puta! (Sugoi!) si sabes escribir japonés de puta madre (sugeee jyouzu jan!!), ¿cuanto llevas aquí?
– Algo más de diez años -le digo intentando concentrarme en lo que estoy escribiendo lo que para un crío japonés sería tirao, pero para mi es el puto pasapalabra
– ¿Y has estudiado por tu cuenta? ¿has ido a la universidad? ¿en qué trabajas?
– Eeettooo, pues …

Interrumpe Paco Umbral:

– Por favor, acaba de escribir

Y se hace el silencio con el que, mira tu, el neutrex parece estar más cómodo, hasta le cambió el color de las mejillas y todo, como mas asonrosao.

El seriales me empieza a hacer más preguntas pero ya en plan interrogatorio muy serio, que donde lo he perdido, que a qué hora, que qué tarjetas tenía y cuanto dinero, que qué hacía en Japón, que cual era mi trabajo… y después me volvía a preguntar, como el que no quiere la cosa, por cuanto dinero y las tarjetas para ver si me contradecía o algo… Todo esto, por cierto, hablándome bastante cerca y en keigo, pero lo peor fue que tenía las cejas depiladas y, joder, me costó aguantar ahí sin descojonarme vivo… poco faltó para hacerme un Rajoy y soltarme…

Después de las preguntacas, que las contesté sin dudar porque, coño, era todo verdad, el neutrales saca una bolsa transparente con mi cartera dentro y yo pego un bote porque no me esperaba que la tuviesen:

– ¡¡Esa es!!, ¡¡¡toma toma toma toma!!!! pero falta la tarjeta azul de la oficina, que estaba en el bolsillo de fuera… -empiezo a decir dándome un poquillo igual, todo sea dicho

De repente salta el exaltao:

– ¡¡ no te preocupes !!, cuando la han traído he tenido que listar todo lo que había y después he metido todo dentro, me acuerdo de esa tarjeta, está dentro con el dinero, están los 30.000 como dices que había, ¡está todo! ¡qué suerte!, ¿eh? ¿eh?, ¡que bien! ¡Japón es muy seguro! ¡omotenashi!

Yo ya me reía abiertamente:

– Jajaja, jodé que si, os debo la vida, mil millones de gracias

El neutro neutraba a su aire más callao que Eduardo Inda con un detector de mentiras, pero el serio cejastrinque cortó todo atisbo de alegría con su voz ajusticiadora, joder, cualquiera diría que estaba resolviendo el caso del siglo:

– Rellene, por favor, este otro formulario como que le hemos entregado la cartera

Y vuelta a empezar: otra hoja con mis datos y mi firma certificando que estaba todo y que ale, a pastar por la sombra.

Salgo de la comisaría de culo haciendo reverencias deluxe plus, quito el candado de la bici y cuando me voy a pirar salta el toloco:

– Cuidao con la bici, ¿eh?, nada de llevar los auriculares esos que tienes colgando del cuello, ten mucho cuidao que hay mas accidentes que ni sé de bicis últimamente y encima ahora por la noche más todavía, ten cuidado, ¿eh? y no pierdas la cartera más, que es importante, ten cuidao.

Unos cuantos gracias gracias si si gracias gracias si si después ya estaba yo tirando pa casa otra vez, pero con la cartera bien guardaíca, la sonrisa puesta y el culo y las piernas que ni las sentía ya cuesta parriba cuesta pabajo.

Curioso país de locos en el que estamos, Tosca, curioso, disparatado, pero sin duda maravilloso país.

:gustico:

IMG_6522.JPG IMG_6519.JPG

«« La pala amarilla OndaVasca, Vascos con Jet Lag »»


39 Ikucomentarios
¡¡¡Gustico blogueril!!!

  1. Palcraft dice:

    Que envidia de pais macho, sobre todo por el hecho de que te haya ocurrido en una zona tan transitada como Shibuya :fliper:

    • Tío Tosca dice:

      Y más esa zona en concreto que tiene bares chiquiticos y farolillos y tal y suele haber bastante jaleo de extranjeros medio pedo… encima viernes a la noche…

      Yo solo rezaba por mis tarjeticas y documenticos, el dinero lo daba por perdido 1000% !!!

      Peeero!!! :feliciano: :feliciano: :feliciano:

  2. susejin dice:

    Mierda, ahora la próxima vez que pase por Shibuya si veo alguien parado en medio del cruce pensaré que está haciendo eso para que nadie lo huela.

    Ya dicho eso, menuda palizaca, lo dicho, a lo tonto a lo tonto te estás preparando para una Spartan Race de la leche.
    Me alegro que te apareciera la cartera con todo, sobre todo por lo que dices, tener que hacer todos los papeles para las tarjetas debe ser un infierno, ya lo es aquí no quiero imaginar allá.
    Lo de la Switch, ya no sé qué pensar. Por aquí lo mismo, a mi me viene bien para controlar la tentación, pero es que en ningún sitio, sí que hay rumores que también entre viernes y sábados en MM traen paquetes, pero son mitos que cuentan XD

    • Tío Tosca dice:

      Ba, en Shibuya entre el jaleo de las pantallas esas en los edificios y la prisa que tiene todo Dios que el que se come el cuesco va tres kilómetros más atrás, puedes ir hasta arriba de fabada sin problema que no te pillan, jajaja.

      Joder, al día siguiente tenía unas agujetas de la hostia en las piernas, macho, en el muslamen!! buahhhhhh

      Lo de la Switch, yo no sé ya que pensar tampoco, aquí están más cotizadas que la hostia, las revenden por 15.000 yenes y se forran encima, tiene huevos!!

  3. kuku dice:

    Imagino que habrás probado mil veces, pero cuando estuve de viaje para primavera, consegui una en LABI Shibuya, creo que por lo que me dijeron recibían los jueves.

    Por intentarlo que no quede …

    • Tío Tosca dice:

      Si si, de hecho, como en los BicCamera hacen la mierda esa de la lotería los fines de semana que se forman unas colas del copón, últimamente solo miro el Labi, pero tampoco ando obsesionado, no te creas! de vez en cuando si me pilla de camino!

      Dicen que va mejorando el tema del restock, si se normaliza, la pillaré por amazon y ATPC!

      :ungusto:

  4. Alberto dice:

    A mí me pasó el mes pasado una similar. Me dejé el móvil en el asiento del tren en Shinjuku station (Chuo Line) hacia Tokyo station. El equivalente ferroviario a Shibuya, más gente imposible, y encima un sábado por la tarde con el tren a reventar. Al final de la tarde ya lo tenía de vuelta. Eso sí, tuve que ir hasta Tachikawa a por él. Supongo que nadie lo cogió, ni se sentó en el asiento solo por estar el móvil allí puesto, hasta que vino el revisor para volver en dirección Tachikawa. ¡Bendito país!

    • Tío Tosca dice:

      Si es que es la hostia esto… y lo curioso es que al final nosotros acabamos transformándonos, quiero decir, que no es que los que vengamos de fuera seamos mas malos que ni sé, sino que estamos acostumbrados a lo contrario. Pero a nada que llevas cuatro días aquí ya acabas haciendo lo mismo, yo me encontré un iPhone nuevecico y se lo llevé a la koban también.

      ¡Es genial! ;)

  5. Erreká dice:

    Japón es, definitivamente, un mundo aparte.

    Me estaba riendo con el tema cuesquil, y ya ha derivado en ataque de risa a la que me ha dado por pensar en que si es sonoro se podría girar alguien en plan avispado y echar una mirada reprobatoria o si sueltas un “asesino silencioso” y atufas a unos cuantos así de gratis…

    Y con esta tontá mía doy por inaugurada la semana…

    • Tío Tosca dice:

      Ba, ya te puedes tirar ahí los cañones de Navarone que con el puto jaleo que hay con las teles de los rascacielos, ni Dios se entera (ya lo dice el nombre: Shibuya, si a la buya ;) )

      Tontá bien recibida y contestada acorde !
      :ungusto:

  6. neki dice:

    El karma estaba de tu parte esta vez

  7. Eduardo dice:

    Lo del “ansia viva” con una bicicleta de por medio es lo que tiene, que sube la adrenalina, vas dopado y de regalo unas agujetas de no poder subir escaleras.
    Pero vamos que todo bien empleado, incluso lo del suspense con la brigada criminal, son auténticos para todo. Gran país, ¡si señor!
    Por cierto la entrevista de la radio vasca muy maja i la anécdota con los vendedores de biblias Cristo-fémina buenísima.

    Un saludo :ungusto:

    • Tío Tosca dice:

      Hoooombre, ansia viva… más bien es que es el medio más rápido y lo que yo pensaba es que la cartera estaba ahí tirada y todavía podía llegar a tiempo de ser yo el primero que se diese cuenta…

      Pero vamos, que gusterresque del bueno ir en bici, que le den por culo al tren!

      ¿Escuchaste lo de la radio? jodé, hacía mucho tiempo que no salía! hubo una temporada que casi todas las semanas, estaba muy nervioso!

      Abrazaquer!
      :coleguicas:

  8. May dice:

    En Venezuela apenas te das cuenta que no la tienes ya puedes ir cancelando TODO y al siguiente dia a sacar la cedula (DNI) :cry:

    • Tío Tosca dice:

      Bua, en España parecido, hasta donde yo sé…. es que lo de Japón no es normal (aunque ojalá lo fuera)

  9. Battosai dice:

    Mi hermano, una vez andando en bici fue perdiendo todo (linterna, documentación, móvil, batería de la linterna, cartera,….) mientras bajaba del monte, y un tío que iba subiendo lo fue recogiendo todo :D . Cuando mi hermano llego a casa y se dio cuenta de que había perdido todo, llamó a su móvil, y le respondió el tío que había recogido todo y se lo devolvió. Que ya ves, que se podía haber hecho el loco y haberse quedado con cosas o con todo. Que solo se necesita tener suerte y que tus cosas caigan en buenas manos.

    :ungusto:

    • Tío Tosca dice:

      Jajaja, jodé que buena!! me imagino al señor ahí subiendo: coño! una linterna!!, anda, no tiene batería… hombre!! una batería que encaja perfectamente!!

      Al quinto objeto ya empezó a sospechar del agujero de la mochila de tu hermano, jajaja

      No, si está claro, normalmente si das con personas “normales” :comillo: , devolvemos lo que encontramos, yo creo que es bastante razonable ponerse en la piel del que lo ha perdido. El problema es que hay demasiadas personas “no normales” :comillo:

      Saludacos!!
      :ungusto:

  10. Nacho dice:

    No me quiero imaginar la tembladera de piernas…
    Al final, como dices, el dinero es casi lo de menos…

    • Tío Tosca dice:

      Tembladera de piernas por pensar que me había quedado sin cartera y por las carreritas con la bici… bufff….

  11. Rhyuoki dice:

    A mi lo que me alucina es que puedas mantener la conversación y rellenar papeles aunk te cueste. Yo para mí lo peor sería eso.

    • Tío Tosca dice:

      Conversación más o menos sin problema, normalmente, pero rellenar papeles no te creas… si es nombre, dirección y tal, bien, pero como me compliquen un poco el asunto, ya no doy…

      Para leer y escribir o te dedicas a estudiar en serio japonés todos los días, o estás perdido en este sentido, da igual los años que lleves aquí viviendo. El oído se te hace y vas entendiendo y soltándote más, pero los kanjis no se te meten solos si no hay un estudio detrás.

  12. Ruper dice:

    Y como es que tienes una Orbea en Tokio? las venden allí normalmente en cualquier tienda?

    • Tío Tosca dice:

      Pues parece ser que hace unos cinco – diez años estaban muy de moda aquí, ahora la cosa va más por las Bianchi italianas que se ven en cualquier escaparate. Pero vamos, que las Orbeas si las pides te las traen, tienen buena reputación aquí aunque fama de ser algo más caras a igualdad de prestaciones con otras marcas.
      Yo pagué algo así como 20.000 yenes más por que fuese Orbea en vez de Bianchi con prácticamente todo igual (capricho mío, en realidad que más me dará!!)

      :ungusto:

  13. nora dice:

    Me alegro de que hayas podido recuperar la cartera, porque hay veces que no, sobre todo en Shibuya …
    Un abrazo a toda la familia.

  14. Antonio Jose Vazquez Suarez dice:

    Has tenido suerte no lo siguiente.
    Un primo mio se encontró un movil en una estación, y pensó en llevarlo a la policía, le dijeron que si lo llevaba le hicieran un justificante por si en el caso de que no encontraran al dueño se lo devolvieran, porque la policía en muchas ocasiones se queda los teléfonos y ni busca a los dueños.
    Fue a comisaria y cuando pidió el justificante le dijeron que no, que si quería buscar al dueño el bien pero que si lo dejaba allí se despidiera de el… asi que se lo quedó y a otra cosa, en estos casos Japón es different…

    Y ya te vale tener mas cuidado, la cartera cargada de pelas con documentos fuera del pais :nunchakero: :nunchakero:

    • Tío Tosca dice:

      Hay que rabia da la gente que dice lo de “no, lo siguiente” !!!

      Chacho, pues joder con tu primo, manda huevos… yo si me encuentro algo no lo llevo a la comisaría pensando en que si no aparece el dueño me lo quedo yo!!!! se supone que lo haces de buena fé para devolvérselo!

      En fin, así vamos como vamos…

      Al consejo que me das, juas, menos mal que me lo dices tu, que si no iría con la cartera pegada con celo a una oreja…

  15. Eneko dice:

    Un colegui se contro un iPhone en Kabukicho un dia y lo llevo a la Koban para ver si aparecia el dueño. Le tuvieron media hora alli rellenando papeles y haciendole preguntas que salió de la Koban diciendo “la siguiente vez que le den por culo al teléfono”.
    No sé si sería por la zona que era, por ser extranjero o porque le tocó el poli tocapelotas. En cualquier caso, se quedó con la sensación de haber cumplido con su parte pero de haber perdido media hora tontamente.

    • Tío Tosca dice:

      Hostias, es que si es así la cosa ya me lo pensaría yo también, joder, que pereza… lo que haría sería dejarla donde la encontré pero más a la vista para que la encuentre el dueño, o si eso dársela al policía pero fingir que no sabes japonés, solo decir en inglés todo el rato “found in the ground” o algo así.

      Bua, perezaca máxima me ha dado!!

  16. Maria dice:

    Por un casual de Buda! XD
    Genial que hayas recuperado la cartera, me puedo imaginar mil historias made Spain y ninguna acabaría así U_U
    Yo me encontré una cartera con dinero, las tarjetas y el pin de la tarjeta en un post-it pegado a ella, busqué la casa y la devolví a su dueño…

    • Tío Tosca dice:

      Pues ole por ti, si señora, así tiene que ser la cosa, yo probablemente no habría ido hasta la casa del señor, pero a la poli se se la habría dado.

      Por cierto, ¿cual fue la reacción del señor?, jajaja, tuvo que darte hasta besos en los pies!!

      • Maria dice:

        Era cuando había pesetas!! fui a su casa porque era en mi barrio, me dio 5000 pesetas por devolverle la cartera!! mis primeras nike fueron gracias a un buen gesto ^__^

        • Tío Tosca dice:

          Ostras, que buena!!!! jejejeje

          Karma en todo su esplendor !!!

          Yo una vez me encontré una cartera en el cine con 2000 pesetas con otros tres amigos, nos quedamos 500 pelas cada uno y devolvimos la cartera a los municipales. Aquí también funcionó el karma: nos hinchamos a comer palmeras de chocolate y mierdas , nos pusimos malos y confesamos… :cry:

  17. Pau dice:

    Una flor en el culo jejeje

  18. Sol dice:

    Que haya esas pequeñas comisarías en los barrios, me parece una idea muy muy buena. Lo del papeleo y burrocracia” es internacional :flipader:

    • Tío Tosca dice:

      Está guay, si, aunque llamar comisaría de barrio a la de Shibuya, es un poco …

      ;)

      • Sol dice:

        No sé cómo sería ésa a la que fuiste, por tu respuesta, veo que se trata de una comisaría grande. Yo me refería a los Koban, que son pequeñas, pero al haber muchas, me parecen algo muy útil. :ungusto:







:cuner: :ikukeke: :ikurruku: :ikukuko: :ikurruke: :ikukin:
:parriba :ungusto: :D ;) :yahaaa: :bailongo: :felicianer: :desquiciao: :gusteresque: :descojoner: :vainas: :amosahi: :P :( :oops: :pirata: :kiss: :feliciano: :pabajo :menfadao: :asi-no: :fliper: :flipader: :cry: :malico: :ikullorer: :pirao: :espabilacopon: :otiaya: :palizero: :ostiejas: :nunchakero: :vergonzer: :siono: :romeo: :secretico: :posna: :gambiters: :coleguicas: :comillo: :sobader: :olakease: :cocinicas: :arrozico:
:pelao: :flipanderer: :rascatecler: :gambi: :ahivalaotia: :peneke: :gustico: :pliebre: :copon: :gatostiable: :ikugracias: :bythesegao: :regulero: :ojetepalinvierno: :porsaquil: :censurer: :goku: :viejuno: :cebolleter: :triki: :ikufantasma: :estudier: :chiqui: