El blog sobre Japón de un tío que SI está en Japón!!

lunes,10 agosto 2009           

El campamento de Karate

El cuartel general del mundo de la asociación de Karate fundada por Hirokazu Kanazawa está a un cuarto de hora en bici desde mi casa, concretamente a cinco minutos más para allá del McDonalds al que me he propuesto no mirar cuando paso no vaya a ser que me de por pararme.

La asociación se llama SKIF, Shotokan Karate International Federation, aunque se podría quitar la I porque casi ninguno de los profesores hablan otro idioma que no sea japonés, cosa que me parece normal por otra parte. Kanazawa Kancho sí lo habla, y con bastante soltura desde hace un montón de años cuando se propuso que el Karate se conociese en todo el mundo. Bien pensado… dejaremos la I porque resulta que existe la asociación en más de 31 países.

DSC_0019-1.jpg

Kancho es un sufijo de estos japoneses que se ponen después del nombre, como San o Sensei, que significa presidente o fundador y sería de mala educación referirse a él sin utilizarlo, aunque también es cierto que yo nunca le he llamado directamente. Las veces que he hablado con él han sido para agradecerle una explicación o contestarle alguna de las preguntas que me ha hecho derrochando esa cordialidad que le caracteriza.
Pues bien, decía que Kanazawa Kancho habla inglés aunque poco importaría que no lo hiciese porque basta con verle moverse para entender perfectamente por donde van los tiros. Envidiable y sobretodo admirable que mantenga semejante pasión por lo que hace a sus 77 años de edad.

Al campamento de hace dos semanas, al contrario que al del año pasado, no vino porque nos apuntamos muy pocos, o se apuntó poca gente porque no venía él, no sabría decir. Y tampoco hubo muchos chavales, así que los protagonistas absolutos fuimos nosotros, las 16 personas que decidimos encerrarnos con un profesor a pulir lo más posible eso de moverse con las rodillas dobladas dando puntapiés y parando golpes imaginarios.

La cosa fue en Chiba, en un pueblo pesquero llamado Katsuura donde hay un centro de alto rendimiento de artes marciales. Esto que suena tan a :ikufantasma: no es más que una especie de ryokan gigante con muchísimas habitaciones donde hay canchas para hacer ejercicio, con la peculiaridad de que todo lo que se hace son artes marciales. Allí ves desfilando por pasillos a gente con trajes blancos de Karate, azules de Judo y marrones de vaya usted a saber de qué, andando de acá para allá con cara de enfadados al encuentro del tatami donde les toca entrenar esa vez.

DSC_0002-1.jpg

DSC_0023-1.jpg

DSC_0015-1.jpg

DSC_0157-1.jpg

DSC_0156-1.jpg

Estoy convencido, este año más que nunca, que el verdadero beneficio no es el físico por mucho ejercicio que se haga, sino que este campamento tiene la magia de hacer conocer de verdad a quien uno cree que ya conocía, esas personas que uno ve tres horas por semana y con las que casi no comparte frases con sentido entre descanso y descanso de clase. Aquí no, aquí se desayuna, se come, se entrena y se duerme porque no hay otro sitio al que ir. Y uno conoce un poco más a sus compañeros, con los que la relación ya habrá cambiado para siempre ganando complicidad y calidad en esas tres horas que se volverán a compartir en el futuro.

DSC_0030-1.jpg

Llegamos el sábado, descargamos maletas, ocupamos habitación y empezamos con la primera clase de dos horas y media acompañados del sonido de mil cigarras y libelulas que ocasionalmente se colaban en la cancha que nos había tocado. Patadas, puñetazos, paradas, katas y mucho sudor después nos encontrábamos en los baños del lugar donde, una vez más, el pelo que tengo en el pecho fue el protagonista. Y eso que no tengo tanto, pero soy el Yeti comparado con ellos.

DSC_0236-1.jpg

DSC_0192-1.jpg

DSC_0209-1.jpg

Después, barbacoa de las de comer mucho. No se si será machismo, costumbre, o machismo por costumbre, pero en este tipo de eventos las chicas siempre se encargan de que los chicos tengamos el vaso lleno sirviéndonos todo el rato. Rara vez ocurre al contrario, aunque también pase, así que la chica de cinturón naranja se encargó de intentar que la mayor parte del contenido de las Asahi pasase, temporalmente, por mi vaso antes de que se acabase la comida. En aquél momento me pareció que era una forma de romper el hielo bastante resultona que sirvió para que entablásemos conversación que quizás habría sido más difícil de otra manera. En el pasado seguro que fue machismo, en el presente es simplemente una costumbre heredada de aquellos tiempos a la que no merece la pena buscarle connotación alguna.

Así que comimos y bebimos, y luego continuamos bebiendo en la habitación. Este año no estaba Kanazawa Kancho para encandilarnos con sus maravillosas historias, pero no faltó conversación, ni risas, ni fotos.

DSC_0064-1.jpg

DSC_0080-2-1.jpg

A la mañana siguiente tocaba ir a correr, concretamente a las seis, así que pasé una noche en la que me dediqué a mover el futón de todo aquél que roncaba, que creo que fueron todos. Desistí definitivamente de dormir cuando a alguno le dió por rechinar los dientes a todas las y cuarto.

El sol naciente y nosotros fuimos a correr, y si esto no es voluntad de sacrificio que venga Buda y lo vea. Con resaca y sin haber dormido nada, estuvimos echando carreras hasta el mar, poniendo buena cara y mejor estómago cuando nos cruzábamos con alguien. Después desayunamos, y en el descanso de dos horas en el que todo el mundo se dedicó a dormir lo que había en el DEBE de la noche anterior, yo me bajé al pueblo a sacar fotos.

DSC_0126-1.jpg

DSC_0120-1.jpg

DSC_0122-1.jpg

DSC_0125-1.jpg

DSC_0130-1.jpg

DSC_0131-1.jpg

Luego tocó la última clase, otras dos horas a dar lo que se puede después de todo el tute del día anterior, con medio resaca y muchas agujetas pero poniendo más carne en el asador que la noche anterior en la barbacoa.

DSC_0229-1.jpg

DSC_0170-1.jpg

DSC_0177-1.jpg

DSC_0181-1.jpg

DSC_0222-1.jpg

Después, pues despedida y cierre. Cada uno a su coche a cumplir como buenos pasajeros y dar conversación al conductor para que allí nadie se durmiese. Es de caballeros eso de aguantar y no mostrar debilidad hasta que ya no mira nadie, momento en el que uno, por fin, puede relajarse y morir exhausto en el futón sin ronquidos ni rechinar de dientes que perturben el reposo del guerrero…

DSC_0051-1-1.jpg

Concretamente 15 horas reposando se tiró el guerrero que os habla…

«« ¿Ande anda Toscano? Melancolía »»


23 Ikucomentarios
Así da gusto escribir posts!

  1. T.M. dice:

    Un fin de semana agotador pero lleno de emociones. Algunas fotos son realmente preciosas.

  2. Okitsune dice:

    Los mejores descansos son los que vienen precedidos de una paliza física. Felicidades por el encierro. Envidia sana.

  3. Sokaku dice:

    Me encantan los post sobre Karate, me tocan la fibra tio!!!!
    Muy buenas fotos y sobre todo muy buenas esperiencias que te habras llevado. Me alegro que lo pasaras bien :copon: .
    :bythesegao:
    Yo este año como te dije perdí la oportunidad de ir a algo parecido en gabacholandia. Siesque soy un :pliebre:

  4. A pesar del cansancio acumulado durante ese finde tan intenso, la experiencia mereció la pena. Compartir, beber, comer… y claro, dar patadas y puñetazos para mejorar, de eso se trataba :)

    Espero que se repita y supere a este campamento, y lo más importante que reine el buen ambiente de compañerismo.

    Un saludo

  5. 1shot dice:

    no es hora de que te peles? xD

  6. Mircia dice:

    que hermoso todo, las posiciones de los cinturones negros, la caida de los karateguis que realzan las posiciones, maravillosa la foto de los niños en el aire… me quede emocionada :()

    ahora lo de ser el yeti xDDDD

    esta todo bien?? menudo susto que debiste pasar con el temblor, espero que solo fuera eso :o

  7. Sílvia dice:

    Aunque seguramente quedaste agotado con tanto entrenamiento (yo sólo de pensarlo ya me canso xD), estoy segura que la experiencia no la cambiarías por nada ;)

    Por cierto, no tiene nada que ver con este post, pero el otro día mientras estaba comprando en una tienda vi a una chica con un tatuaje algo peculiar, y me acordé del Ikublog. Y el tatuaje en sí era de… ¡Hello Kitty! ¡¡Y en color!!
    En fin, cada uno puede hacer lo que quiera con su cuerpo, obviamente, pero el dibujito en sí me chocó… xD

  8. Deka Black dice:

    Unas fotos magnificas. Siempre me ha fasciando el aspecto de la disciplina que tiene el mundo de las artes marciales. Me conozco, y me falta. Las fotos del pueblo me han recordado a santoña, por cierto. Aunque con mas pulpo y sepia reseco.

    Por cierto, Me da que seras conocido como el Yeti de Shibuya )

  9. Nago dice:

    Jo chatooo!!!! las fotos te han quedado genial, pero tu relato de toda la historia, tambien ha sido muy buena…
    Ya veo que has echo amistad con los del curso de Karate… esta muy bien… comisteis algun que otro chipiron colgado alli, como para que se tostase al sol???

  10. Nerea dice:

    :pirao:
    dio mio, con lo bien que se esta en la camitaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!
    di que si :pliebre: que te kiten lo bailao, que envidia sana que das!!!!!

  11. neki dice:

    Has pensado en regalarle a Kanazawa una de tus camisetas ? Eso si seria una gran promocion.
    O te imaginas a todo el equipo de karate con la ikukami como uniforme cuando vais a las competiciones, eso si q seria impactante.

    Viendo como lo cuentas me da envidia, parece una gran experiencia y me hubiera gustado vivirla. Luego recuerdo la parte de ir a corrar al amanacer y las pechadas que os dais y se me quitan las ganas. Yo correr solo si me persiguen, que le vamos hacer

  12. que bien te veo amigo! como lo llevas??

    Un abrazaco!

  13. Huinen dice:

    Y yo trabajando cuando podría estar con Mitsusuke Harada en los cursos de verano de Canterbury… En el fondo somos privilegiados los que podemos hacer estas cosas.

    Aupa ahí.

    • Tío Tosca dice:

      No tenía ni idea de quién era ese hombre…

      También hay que saber aprovechar las oportunidades, al campamento sólo fuimos 16 y somos más de 100 en el dojo. Si se puede pero no se hace, es mucho peor que no poder.

  14. Ikuguitarrero dice:

    Ya volví te extremadura :pliebre: !, la verdad es que parecen unos días duros, pero en lo que se refiere a cuestiones sociales es un evento muy muy significativo, me han gustado muchísmo las fotos, una pena que kanazawa kancho no haya podido estar esta vez!

  15. Paburou dice:

    おめでと! Sigue disfrutando a tope del presente nipón! :ikugracias:

  • […] en aquella época yo estaba mucho más centrado en Karate con un campamento y una competición en mente, y cuando llegaba el sábado ya tenía el cuerpo bastante maladao. […]

  • […] SKIF 29 Campeonato de Japón Un día de campeonato Alea iacta est Capitulación El campamento de Karate Un lunes de Karate El dia que me examine de cinturon negro El incidente Por principios El […]







  • :cuner: :ikukeke: :ikurruku: :ikukuko: :ikurruke: :ikukin:
    :parriba :ungusto: :D ;) :yahaaa: :bailongo: :felicianer: :desquiciao: :gusteresque: :descojoner: :vainas: :amosahi: :P :( :oops: :pirata: :kiss: :feliciano: :pabajo :menfadao: :asi-no: :fliper: :flipader: :cry: :malico: :ikullorer: :pirao: :espabilacopon: :otiaya: :palizero: :ostiejas: :nunchakero: :vergonzer: :siono: :romeo: :secretico: :posna: :gambiters: :coleguicas: :comillo: :sobader: :olakease: :cocinicas: :arrozico:
    :pelao: :flipanderer: :rascatecler: :gambi: :ahivalaotia: :peneke: :gustico: :pliebre: :copon: :gatostiable: :ikugracias: :bythesegao: :regulero: :ojetepalinvierno: :porsaquil: :censurer: :goku: :viejuno: :cebolleter: :triki: :ikufantasma: :estudier: :chiqui: