El blog sobre Japón de un tío que SI está en Japón!!

Posts enchufaos en ‘Honmonji’

sábado,2 febrero 2013

Asakusa, Excursiones, Honmonji, Sky Tree, Tokyo

Una semana en Tokyo y alrededores, día 2


Hooola!, ¿cómo estamos?, yo bien gracias, últimamente me duele menos el brazo y como ya puedo ir a Karate, pues contentete!! Total, que aquí sigo dándole vueltas a cómo sería mejor que pasasen los días por Tokyo los que se vienen a verme en marzo, y de paso lo comparto por si a alguien le vale porq...

 

domingo,23 octubre 2011

Honmonji, Matsuri

Ikegami Honmonji Oeshiki


Allá por el 1282 un señor feudal llamado Ikegami Munenaka donó casi 52 acres de tierra para la construcción de un templo cerca de la estación Ikegami en Tokyo, en lo alto de una colina desde donde se divisa el monte Fuji, Yokohama y el oceano pacífico con el actual aeropuerto de Haneda. Allá por el ...

 

miércoles,3 febrero 2010

Honmonji, Kokoro

La nevada


Me despierto con un ataque de tos traicionero que me recuerda que no hace tanto que estuve encerrado entre éstas cuatro paredes una semana entera, lo que me empuja a levantarme y vivir el día lo más vivo que pueda. Pero tengo sueño, mucho sueño… y últimamente cuesta sacarle un poco de brillo...

 

miércoles,27 mayo 2009

Honmonji, Kokoro

Toki doki 時々


Yo veía una puerta cerrada con una mirilla que enseñaba el mundo un poco, y unas zapatillas sucias, un pantalón roto y un cuerpo que quería salir. Había un grupo de chicas en un grupo de bicis y yo escuchaba sus palabras y sus carcajadas que mezcladas con el viento secaron la nostalgia que había ten...

 

martes,8 abril 2008

Honmonji, Matsuri

El biplan


Ya estamos, si es queeeee, que noooo, hombre que nooooo, que no he estado con un maromo y una maroma a la vez, anda queee. El biplan es lo que había el domingo en mi barrio, que por una parte les dio por celebrar el 400 aniversario de la pagoda más antigua de Tokyo (anda que no os la he enseñao vece...

 

miércoles,29 agosto 2007

Honmonji, Vete a saber

A 10 minutos de mi casa


Si abro la puerta de casa, bajo las escaleras, y me da por andar hacia la derecha, en menos de diez minutos me encuentro con esto: Ya os lo había enseñado de noche, que es todavía más imponente, pero me faltaba hacerlo de día! ...